Sospechoso clave en un juicio por fraude y extorsión en el Vaticano La Justicia italiana anula la orden de arresto contra Torzi, el 'broker' de Becciu

Torzi
Torzi

Los fiscales del Vaticano acusan a Torzi de extorsionar a la Santa Sede con un pago de 15 millones de euros (17,8 millones de dólares) a cambio de entregar la propiedad de un lujoso edificio londinense

Torzi fue arrestado en Londres con base en la orden judicial, pero quedó en libertad a la espera de los procedimientos de extradición

Los abogados de Torzi, Ambra Giovene y Marco Franco, dijeron que el fallo del Tribunal de Casación “será un paso importante para probar la inocencia de su cliente”

El tribunal más alto de Italia anuló una orden de arresto contra un sospechoso clave en un juicio por fraude y extorsión en el Vaticano, dijeron sus abogados el miércoles, con lo que quedó en entredicho si podría ser extraditado desde Gran Bretaña y cuándo.

En un fallo el martes, el Tribunal de Casación devolvió el caso al Tribunal de Revisión de Roma, que en junio confirmó la orden de arresto contra Gianluigi Torzi. Un funcionario del Tribunal de Casación dijo que el fallo por escrito de la corte, que explica el motivo de la decisión de anulación, se publicará dentro de un mes.

Los fiscales del Vaticano acusan a Torzi de extorsionar a la Santa Sede con un pago de 15 millones de euros (17,8 millones de dólares) a cambio de entregar la propiedad de un lujoso edificio londinense en el que el Vaticano había invertido unos 350 millones de euros (420 millones de dólares), en gran parte donaciones para el Óbolo de San Pedro.

Monseñor Becciu
Monseñor Becciu

Los fiscales italianos también acusaron a Torzi de delitos financieros relacionados y emitieron una orden de arresto en abril. Al confirmar la orden de detención italiana, el Tribunal de Revisión respaldó firmemente la tesis del Vaticano, diciendo que la evidencia mostraba que Torzi utilizó negociaciones de mala fe, cambios contractuales de última hora y una red de cómplices para defraudar a la Santa Sede.

Torzi fue arrestado en Londres con base en la orden judicial, pero quedó en libertad a la espera de los procedimientos de extradición. El Vaticano no tiene un tratado de extradición con Gran Bretaña, por lo que cualquier extradición a Roma dependería de la investigación italiana.

El juicio en el Vaticano contra Torzi y otras nueve personas comenzó en julio y recientemente se reanudó cuando el presidente del tribunal ordenó a los fiscales que esencialmente rehicieran su investigación por completo o en parte porque cometieron una serie de errores de procedimiento que habían privado a los sospechosos de sus derechos de defensa.

Torzi

Los abogados de Torzi, Ambra Giovene y Marco Franco, dijeron que el fallo del Tribunal de Casación “será un paso importante para probar la inocencia de su cliente”. Recalcaron que los fiscales italianos habían basado su investigación y la solicitud de orden de arresto en pruebas proporcionadas por el Vaticano.

Primero, Religión Digital

Etiquetas

Volver arriba