Pecorari: "Un gesto del Papa de buscar la unidad y el respeto entre los cristianos" El Papa dona al Patriarca búlgaro, Neofit, reliquias de San Clemente y San Potito

Reliquias de San Clemente y San Potito donadas por Francisco al patriarca Neofit
Reliquias de San Clemente y San Potito donadas por Francisco al patriarca Neofit

El Nuncio Apostólico en Bulgaria, Monseñor Pecorari, ha entregado hoy en la ciudad de Sofía, el regalo de Francisco a Su Santidad Neofit

El Patriarca de la Iglesia Ortodoxa de Bulgaria expresó su alegría por el "gesto fraternal" del Pontífice

(Vatican News).- El Papa Francisco ha enviado a Su Santidad Neofit, Metropolita de Sofía y Patriarca de la Iglesia Ortodoxa de Bulgaria, las reliquias de San Clemente, Papa y mártir, y de San Potito, mártir. Así lo anunció un comunicado de la nunciatura apostólica de este país. La ceremonia tuvo lugar esta mañana en la capital búlgara, en la residencia del Patriarca. Fue el nuncio, Monseñor Anselmo Guido Pecorari, quien trajo el regalo del Pontífice, un signo que recuerda el viaje apostólico de Francisco a Bulgaria, en mayo de 2019.

La oración del Papa por la unidad de los cristianos

Durante la "cálida" reunión entre la delegación de la Iglesia Católica presente en Bulgaria y la delegación del Patriarca búlgaro, Monseñor Pecorari señaló que el "precioso" regalo de las reliquias es "un signo de la voluntad del Papa de buscar y rezar por la unidad de los cristianos y del respeto mutuo que caracteriza las relaciones entre la Santa Sede y el Patriarcado ortodoxo de Bulgaria". "La reliquia de San Clemente Papa regresa, con la de San Potito, a estas tierras donde -añadió el prelado- vivieron los dos santos mártires y que fueron testigos de la obra misionera de los santos Cirilo y Metodio".

Una gran bendición

Su Santidad Neofit expresó su alegría espiritual por el "gesto fraternal" a la Iglesia Ortodoxa de Bulgaria, que recibe el regalo del Papa como "una gran bendición". El Patriarca también recordó los fragmentos de otras reliquias donadas a la Iglesia Ortodoxa búlgara por San Juan Pablo II en 2002, de San Dacio de Dorostol, y por el Papa Benedicto XVI emérito en 2006, de San Jorge Mártir. "El testimonio de la fe de los santos y mártires de Cristo - especificó Su Santidad Neofit - es una prueba clara de nuestras buenas relaciones, que permanecen y continuarán existiendo en paz, de comprensión y respeto mutuo".

Clemente y Potito

Según una antigua tradición, San Clemente y San Potito están vinculados a Serdica, el nombre original de Sofía, y San Clemente es considerado el primer obispo de la ciudad. Sus restos fueron llevados solemnemente a Roma por los santos Cirilo y Metodio. San Potito fue martirizado en la época del emperador Antonino Pio y enterrado en Tricarico, Puglia. Las reliquias pueden ser veneradas desde el próximo 24 de marzo en la antigua basílica paleocristiana de Santa Sofía, donde está prevista una solemne celebración, mientras que al día siguiente habrá una liturgia divina presidida por el Patriarca Neofit.

Volver arriba