El número provisional de víctimas es de 64, pero se espera que sean más Pésame de Francisco por las víctimas del incendio en un hospital de Irak

Nuevo incendio en un hospital Covid en Irak
Nuevo incendio en un hospital Covid en Irak

En su mensaje se muestra muy entristecido y cercano espiritualmente a los afectados por el incendio que se produjo ayer en la sala dedicada a los enfermos de Covid del hospital de la ciudad sureña de Nassiriya

Lo expresa el Papa Francisco a través de un telegrama enviado al nuncio apostólico en este país de Oriente Medio. Al menos 64 víctimas entre los pacientes. Las causas son aún inciertas

Lo sucedido, en opinión del jefe de Estado, "es el producto de una corrupción persistente y una mala gestión que subestima la vida de los iraquíes e impide la reforma de las instituciones"

Entre las primeras medidas adoptadas, el primer ministro Mustafá al-Kadhimi suspendió al jefe del Departamento de Salud de Dhi Qar, al director médico del hospital y al jefe de protección civil

(Vatican News).- La cercanía del Papa Francisco a las víctimas de una tragedia que plantea dramáticamente las dificultades causadas por la pandemia del coronavirus en los países más vulnerables. Se trata del incendio, probablemente causado por la explosión de bombonas de oxígeno, que se produjo ayer en el Covid Hospital al-Hussein de Nassiriya, causando la muerte, según un presupuesto aún provisional, de 64 personas hospitalizadas.

Al menos 64 fallecidos y 100 heridos

Al menos 100 personas resultaron heridas, informa la cadena de televisión árabe Al Jazeera. En un telegrama firmado por el Secretario de Estado de Su Santidad, el cardenal Pietro Parolin, enviado al nuncio apostólico en Iraq, monseñor Mitja Leskovar, el Papa manifiesta “la seguridad de su cercanía espiritual a todos los afectados por el trágico incendio”. "Profundamente entristecido”, Francisco “reza especialmente por los fallecidos y por el consuelo de sus familias y amigos que lloran su pérdida”. Mientras sobre “los pacientes, el personal y los cuidadores invoca las bendiciones de Dios de consuelo, fuerza y paz".

Acusaciones del Presidente Salih

Corrupción y mala gestión son las razones de la nueva tragedia según el presidente iraquí Barham Salih. Lo sucedido, en opinión del jefe de Estado, "es el producto de una corrupción persistente y una mala gestión que subestima la vida de los iraquíes e impide la reforma de las instituciones". Así lo escribió Salih en un tuit, en el que pide una investigación, para que los responsables de la "negligencia respondan por lo sucedido".

En Nassiriya como en Bagdad

El presidente también pidió que se reforme urgentemente el trabajo de las instituciones, especialmente las que participan en la gestión del sector sanitario. Además, Salih también recordó el incendio del pasado mes de abril en un hospital de Bagdad, en el que murieron 82 personas y otras 110 resultaron heridas. La tragedia desencadenó fuertes protestas que llevaron a la dimisión del ministro de Sanidad, Hasan al-Tamimi.

Las causas siguen siendo inciertas

Tras el siniestro, decenas de personas en Nassiriya siguen pidiendo noticias de sus seres queridos que fueron ingresados en el hospital donde se produjo el incendio. Las autoridades aún no han dado ninguna indicación sobre la causa del incidente, aunque, según los testigos, parece haber sido causado por la explosión de una bombona de oxígeno. Entre las primeras medidas adoptadas, el primer ministro Mustafá al-Kadhimi suspendió al jefe del Departamento de Salud de Dhi Qar, al director médico del hospital y al jefe de protección civil.

Al-Kadhimi

Volver arriba