Francisco recuerda su reciente viaje a Marruecos y aboga por "acoger, proteger, promover e integrar" “Pidamos que Dios, el Clemente y Misericordioso, impulse el diálogo interreligioso y fomente los lazos de fraternidad que nos unen como hijos de un mismo Dios”

Francisco, durante su audiencia del miércoles en San Pedro
Francisco, durante su audiencia del miércoles en San Pedro Osservatore Romano

Francisco recuerda la misa en Rabat, “singular epifanía del Pueblo de Dios en el corazón de un país islámico”

El Papa rememora su reciente viaje al reino alauita e invita a “vivir la fraternidad entre todos los seres humanos”, y anima a ver “en todos, especialmente en los marginados, el rostro de Dios”

“Pidamos que Dios, el Clemente y Misericordioso -como lo invocan nuestros hermanos musulmanes- impulse el diálogo interreligioso y fomente los lazos de fraternidad que nos unen como hijos de un mismo Dios”. Francisco quiso dedicar su audiencia pública de este miércoles, en una abarrotada plaza de San Pedro, a recordar su reciente viaje a Marruecos.

Un viaje que tuvo su culmen en una misa en Rabat, con la presencia de cristianos de hasta 60 países, en “una singular epifanía del Pueblo de Dios en el corazón de un país islámico”, recordó el Papa, quien evocó la “alegría de la comunión eclesial”

Francisco quiso agradecer al pueblo marroquí “su acogida y colaboración”, y recordó el lema de la visita, 'Servidor de Esperanza', que sirvió para “dar otro paso en el camino del diálogo interreligioso con nuestros hermanos musulmanes”, recordando el encuentro entre san Francisco de Asís con el sultán al-Malik al-Kamil hace 800 años, y el viaje del Papa Juan Pablo II hace más de tres décadas.

Francisco, con fieles chinos durante la audiencia

“Servir la esperanza quiere decir crear puentes entre las civilizaciones”, subrayó Francisco, quien apuntó que, junto con Mohamed VI, “reiteramos que las religiones son esenciales para defender la dignidad humana, promover la paz y el cuidado de la creación”.

Un Islam respetuoso

A su vez, el Papa recordó el “llamamiento por Jerusalén, para que sea preservada como patrimonio de la humanidad y lugar de encuentro pacífico, de modo particular para los fieles de las tres religiones monoteístas”.

Por otro lado, Francisco recordó la lucha que, desde el instituto de formación de imanes, se lleva a cabo para promover “un Islam respetuoso y que rechaza la violencia y el integrismo”. Recordando también su entrevista con 'Salvados', el Papa apuntó el camino para la cuestión migratoria: “Un camino a través de cuatro verbos: acoger, proteger, promover e integrar”.

El Papa saluda a algunos niños

Hablando de sus encuentros con sacerdotes, consagrados y comunidades cristianas, el Papa subrayó que “su presencia en ese país es como la sal o la levadura que puede dar sabor y hacer crecer la masa”.

En su saludo en árabe, el Papa invitó a los musulmanes a a “vivir la fraternidad entre todos los seres humanos”, y anima a ver “en todos, especialmente en los marginados, el rostro de Dios”

Día del Deporte

Al término de sus saludos en italiano, Francisco recordó que hoy se celebra el Día Mundial del Deporte para la Paz y el Desarrollo, convocado por las Naciones Unidas. “El deporte es un lenguaje universal que abarca a todos los pueblos y ayuda a superar conflictos y unir a las personas. El deporte también es fuente de alegría y de grandes emociones, y es una escuela donde se forjan las virtudes para el crecimiento humano y social de las personas y las comunidades. Deseo que todos se "involucren" en la vida como en el deporte”, concluyó.

Varios niños se bajaron del papamóvil

Volver arriba