El juicio por fraude y malversación se reanuda este martes Las disputas procesales amenazan con volver a retrasar la vista contra Becciu por el escándalo del palacio de Londres

Proceso en la sala de los Museos Vaticanos por el 'caso Becciu'
Proceso en la sala de los Museos Vaticanos por el 'caso Becciu'

Torzi se encuentra en Londres luchando contra las solicitudes de extradición de Italia y el Vaticano por presuntos delitos financieros. En una decisión publicada este mes, el Tribunal Supremo de Italia rechazó las afirmaciones de los abogados de Torzi que atacaban la credibilidad del tribunal del Vaticano

La Secretaría de Estado del Vaticano destinó más de 350 millones de euros a la inversión en Londres. El Vaticano está ahora en la fase final de la venta del edificio, con una pérdida de 100 millones de euros

El juicio por fraude y malversación de fondos en el Vaticano se reanuda el martes, tras una larga pausa, con la asediada fiscalía animada por dos decisiones favorables en casos relacionados por parte de los tribunales suizos e italianos.

El juicio, en el que se acusa a los imputados de fraude y otros delitos en torno a la compra por parte del Vaticano de un edificio de lujo en Londres por valor de 350 millones de euros (400 millones de dólares), sigue inmerso en disputas procesales.

La audiencia del martes, la sexta desde que el juicio se inició en julio a bombo y platillo, probablemente no hará más que resolver varias cuestiones preliminares más, lo que significa que el juicio no empezará en serio hasta febrero.

Torzi
Torzi

¿Fin de la fase preliminar?

En la última vista, celebrada el 14 de diciembre y que sólo duró 10 minutos, el presidente del tribunal, Giuseppe Pignatone, dijo que esperaba que la fase preliminar terminara pronto para que las vistas pudieran celebrarse con más frecuencia.

Cuatro de los 10 acusados originales fueron retirados temporalmente de la acusación en octubre, después de que Pignatone encontrara fallos en la investigación original. Ordenó a la fiscalía que volviera a interrogar a los cuatro porque no se siguieron los pasos procesales diseñados para proteger a los acusados la primera vez.

En la vista del martes, se espera que la fiscalía anuncie qué cargos pretende mantener o retirar contra cada uno de los cuatro. Los 10 acusados, entre los que se encuentra un poderoso cardenal del Vaticano, han negado haber cometido delitos.

El edificio de la Sloane Avenue, en Londres, que fue adquirido con el dinero para la caridad.
El edificio de la Sloane Avenue, en Londres, que fue adquirido con el dinero para la caridad. eldiario.es

Los abogados de dos intermediarios italianos de la inversión del Vaticano en el edificio de Londres -Raffaele Mincione y Gianluigi Torzi- han insistido en que sus clientes no pueden tener un juicio justo en el Vaticano.

El papel de Torzi y Mincione

Mincione ayudó al Vaticano a realizar la inversión original en 2014. En 2018, cuando el Vaticano se sintió supuestamente desplumado por Mincione, recurrió a Torzi para intentar tomar el control total del edificio.

El Vaticano ha acusado a Mincione de fraude, malversación y blanqueo de dinero. Torzi está acusado de fraude, extorsión y blanqueo de dinero.

Este mes, la acusación recibió un impulso por parte de dos tribunales extranjeros que, al resolver casos relacionados, rechazaron efectivamente las afirmaciones de la defensa sobre la supuesta falta de equidad para sus clientes en el sistema judicial del Vaticano.

Todos los acusados en el macrojuicio vaticano, excepto Torzi, Becciu y Carlino, declarados en rebeldía
Todos los acusados en el macrojuicio vaticano, excepto Torzi, Becciu y Carlino, declarados en rebeldía

Torzi se encuentra en Londres luchando contra las solicitudes de extradición de Italia y el Vaticano por presuntos delitos financieros. En una decisión publicada este mes, el Tribunal Supremo de Italia rechazó las afirmaciones de los abogados de Torzi que atacaban la credibilidad del tribunal del Vaticano.

A principios de enero, un tribunal suizo rechazó una petición de Mincione para desbloquear los fondos que los fiscales del Vaticano habían pedido que se congelaran mientras continuaba el juicio. Los abogados de Mincione también habían citado lo que decían eran defectos en el sistema judicial del Vaticano.

La Secretaría de Estado del Vaticano destinó más de 350 millones de euros a la inversión en Londres. El Vaticano está ahora en la fase final de la venta del edificio, con una pérdida de 100 millones de euros.

El acusado más destacado es el cardenal Angelo Becciu, ex vicesecretario de Estado que fue despedido por el papa Francisco por supuesto nepotismo antes de que comenzara el juicio. Becciu fue subsecretario de Estado en las primeras fases del acuerdo.

Primero, Religión Digital

Volver arriba