¿Qué es la enfermedad diverticular de la que fue operado el papa Francisco? Última hora sobre el Papa: "Se encuentra en buen estado general, consciente y respirando por sí mismo"

El papa, con mascarilla
El papa, con mascarilla

La enfermedad diverticular o diverticulitis es una condición del sistema digestivo que se relaciona a pequeñas protuberancias o bolsas —divertículos— que se forman con la edad en la pared del intestino grueso, según explica en su página el NHS, el sistema de salud pública de Reino Unido

La mayoría de las personas con divertículos no manifiesta síntomas y sólo se pueden enterar de la condición si tienen un escaneo por alguna otra razón

La operación a la que ha sido sometido el papa Francisco se suma a otras enfermedades e intervenciones que han afectado al pontífice en el pasado

Según el comunicado del Vaticano de última hora, el Papa Francisco "se encuentra en buen estado general, consciente y respirando por sí mismo", tras una intervención quirúrgica que "duró unas tres horas", y "se espera una hospitalización de unos 7 días, salvo complicaciones"

Comunicado vaticano

Su Santidad el Papa Francisco se encuentra en buen estado general, consciente y respirando por sí mismo.

La intervención quirúrgica por estenosis diverticular realizada en la tarde del 4 de julio consistió en una hemicolectomía izquierda y duró unas 3 horas.

Se espera una hospitalización de unos 7 días, salvo complicaciones.

¿Qué es la enfermedad diverticular de la que fue operado el papa Francisco?

El papa Francisco fue operado este domingo en el hospital Gemelli de Roma para corregirle un problema en el colon. Según un comunicado del Vaticano, el pontífice, de 84 años, fue intervenido con éxito por una "estenosis diverticular sintomática" del colon. El Papa "respondió bien" a la operación, que se practicó con anestesia general, según dijo el portavoz del Vaticano, Matteo Bruni.

Hospital Gemelli de Roma
Hospital Gemelli de Roma

La enfermedad diverticular o diverticulitis es una condición del sistema digestivo que se relaciona a pequeñas protuberancias o bolsas —divertículos— que se forman con la edad en la pared del intestino grueso, según explica en su página el NHS, el sistema de salud pública de Reino Unido.

La mayoría de las personas con divertículos no manifiesta síntomas y sólo se pueden enterar de la condición si tienen un escaneo por alguna otra razón. Esa situación asintomática se llama diverticulosis. Si los divertículos causan síntomas, como dolores en el abdomen, se llama enfermedad diverticular. Pero si se inflaman o infectan, generando síntomas más severos, eso es diverticulitis

La estenosis es una estrechez de los conductos en el cuerpo, en este caso del colon, que puede ser consecuencia de la diverticulitis. Los síntomas más frecuentes son un dolor en la parte inferior izquierda del abdomen, que tiende a empeorarse durante o poco después de comer, pero ventosear o defecar lo alivia. Estreñimiento o diarrea también son otros síntomas. Menos frecuente es la sangre en las heces. 

No se conoce exactamente por qué algunas personas desarrollan la enfermedad diverticular, pero parece estar ligada a la edad, la dieta, el estilo de vida y la genética. La edad es uno de los factores principales de riesgo de esta enfermedad. Son pocas las personas menores de 40 años que la sufren. Generalmente empieza a partir de los 60 años y un significativo número de personas mayores de 80 la desarrollarán, según el NHS.

Enfermedad diverticular

Las diversas afecciones de salud del Santo Padre

La operación a la que ha sido sometido el papa Francisco se suma a otras enfermedades e intervenciones que han afectado al pontífice. Un día después de iniciar su mandato, el 14 de marzo de 2013, el Vaticano dio a conocer que a los 21 años Bergoglio padeció una pulmonía grave que comportó la extirpación del lóbulo del pulmón derecho.

En 2015, la Santa Sede tuvo que salir al paso de rumores que hablaban de un supuesto tumor cerebral encontrado al Papa. Tras desmentir la noticia, difundida por algunos medios italianos, el entonces portavoz del Vaticano Federico Lombardi informó de que Bergoglio padecía de una ciática que le generaba dolores de espalda de forma habitual y problemas de cadera. Por esta razón, Bergoglio se hace visitar regularmente por un fisioterapeuta. 

El Papa Francisco.
El Papa Francisco.


En 2019, tal como se adelantó un año antes, el papa argentino fue operado con éxito de cataratas. Tres años antes, el pontífice sorprendió a propios y extraños cuando acudió a una óptica en el centro de Roma a renovar sus gafas. 

En su etapa como superior provincial jesuita, Bergoglio fue operado de la vesícula. Lo contó con detalle en una entrevista concedida al médico y periodistas argentino Nelson Castro en Roma, en 2017.

Volver arriba