La Universidad Gregoriana denuncia que los estereotipos contra estos judíos antiguos llevan al antisemitismo ¿"Ay de vosotros, fariseos"? Una conferencia en Roma busca rehabilitar a los "enemigos" de Jesucristo

Los fariseos, un grupo incomprendido
Los fariseos, un grupo incomprendido

El concepto de fariseo como "hipócrita, santurrón, moralmente rigoroso, atento a las formas en la religión y ritualista" no se corresponde con la realidad histórica, advierten los expertos

Por su aparente codicia, legalismo y oposición a Jesucristo, los fariseos han sido considerados tradicionalmente como "los malos" del Nuevo Testamento. ¿El problema con eso? Que estos estereotipos presentes ya en los Evangelios no se corresponden con la realidad histórica, y que los prejuicios aún comunes entre muchos cristianos se derivan fácilmente en un peligroso antisemitismo. Esa, al menos, es la tesis detrás de una novedosa conferencia que tendrá lugar este mayo en Roma, cuyos participantes ya han concretado una audiencia con el Papa Francisco.

El evento del 7 al 9 de mayo, que tiene por título 'Jesús y los fariseos: una revisión interdisciplinaria', fue presentado este miércoles en el Instituto Bíblico Pontificio en Roma, de acuerdo con lo publicado por el CNS. Presentando la conferencia, el padre Etienne Vetö, director del Centro Cardenal Bea para los Estudios Judíos en la universidad que acogerá el acto, la Universidad Gregoriana, dijo que el concepto de "fariseo" como "hipocrita, santurrón, moralmente rigoroso, atento a las formas en la religión, ritualista, incluso enemigo de Jesús" no es "correcto" a la luz "de la historia y la investigación bíblica".

"Hay mucho en juego en términos de nuestra comprensión del cristianismo y del judaísmo de hoy día, que hunde sus raíces en el movimiento farisaico", recordó Vetö. "El antisemitismo está relacionado con una visión históricamente equivocada de los fariseos".

Y es que es verdad que nos jugamos mucho en cómo entendemos a los fariseos. Fueron el único grupo judío aparte de los cristianos en sobrevivir la desaparición del Segundo Templo por parte de los romanos en el año 70 EC, y por ello sentaron las bases intelectuales, legales y litúrgicas de lo que conocemos hoy día como el judaísmo rabínico.

"Sabemos menos hoy día de los fariseos que una generación previa pensaba que sabía"

Los avances de la investigación moderna, incluso de los Rollos del Mar Muerto, nos han llevado a una situación en la que de los fariseos "sabemos menos hoy día que una generación previa pensaba que sabía", dijo en la presentación el organizador de la conferencia, el profesor y sacerdote Joseph Sievers. Junto con ello hay que tener en mente que para la mayoría de los judíos antiguos y modernos los fariseos "son maestros admirables que mantuvieron vivo el judaísmo aparte del Templo y en la diáspora", añadió Sievers.

Un sentimiento en el que coincide la profesora judía estadounidense Amy-Jill Levine, quien recuerda que hasta San Pablo se identificaba como fariseo y que, para los judíos de tiempos de Jesucristo, los fariseos eran "los mejores maestros, los intérpretes más precisos de la Torá, [y que] tenían el apoyo de las masas".

En la presentación de la conferencia no faltaron periodistas que recordaron que los fariseos de los Evangelios son blanco de los ataques en muchas ocasiones del Papa Francisco, quien no duda en tacharlos de "formales", "carentes de vida", "almidonados", obsesionados por la Ley y cosas parecidas. Y aunque Sievers dijo que estos sentimientos de Bergoglio son pruebas del "punto muerto" que tienen muchos cristianos con respecto a los judíos y como tal un malentendido que hay que remediar, tampoco dudó en poner de relieve el "amor indudable" del actual Papa por el judaísmo, tal y como evidencia en las amistades que ha mantenido desde sus tiempos en Argentina.

Cristo y los fariseos
Cristo y los fariseos

Volver arriba