Cientos de Superioras Generales en Asamblea Plenaria en Roma Anabela Carneiro: “necesitamos una Iglesia samaritana, que se pare a escuchar el sufrimiento de los demás”

XXI Asamblea Plenaria de la Unión Internacional de Superioras Generales
XXI Asamblea Plenaria de la Unión Internacional de Superioras Generales

En vistas a la XXI Asamblea Plenaria de la Unión Internacional de Superioras Generales, entrevista a Sor Anabela Carneiro, Superiora General de las Religiosas Hospitalarias del Sagrado Corazón de Jesús habla de la "indiferencia"

Respecto al papel en la Iglesia de la mujer asegura que se van dando pasos “en algunos medios más que en otros”, pero sí que se va dando “un papel más informado y formado de las mismas religiosas”

En la Sala de Prensa de la Santa Sede ha tenido lugar hoy la presentación de la XXI Asamblea Plenaria de la Unión Internacional de Superioras Generales (UISG) que se desarrollará en Roma entre el 6 y 10 de mayo bajo el lema: "Sembradoras de esperanza profética". Un tema “que viene a responder a las expectativas e inquietudes que llevamos dentro” ha dicho durante su ponencia Sor Anabela Carneiro, Superiora General de las Religiosas Hospitalarias del Sagrado Corazón de Jesús. A continuación, sus declaraciones para Vatican News:

Necesitamos una Iglesia más samaritana

Sor Anabela también ha hablado de la “indiferencia”, asegurando que hoy en día “millones de personas se encuentran caídos en nuestro mundo y son víctimas de tantas violencias pero sobre todo víctimas de una diferencia que se globaliza cada vez más”.

Frente a esta indiferencia, la Superiora General de las Religiosas Hospitalarias propone alcanzar una Iglesia “más samaritana”, “capaz de hacerse próxima a estos millones de personas” porque – subraya – “la tendencia es que cada uno nos centramos en nosotros mismos y no miramos lo que pasa a nuestro alrededor y las personas que sufren a nuestro alrededor”.

Por tanto, “ser una Iglesia samaritana” para Sor Anabela es “la capacidad, quizás accidentada, como dice el Papa Francisco, de pararnos y escuchar el sufrimiento de los demás y hacer algo por ellos para que esa persona sienta que hay alguien interesado en ella y en promover su vida y su dignidad”.

El papel de las mujeres y de las religiosas dentro de la Iglesia

Respondiendo a cómo es el discutido papel de las mujeres y de las religiosas dentro de la Iglesia y qué están haciendo en este sentido para tener mayor protagonismo, Sor Anabela asegura que se van dando pasos, “en algunos medios más que en otros”, pero sí que se va dando “un papel más informado y formado de las mismas religiosas”, y esto les permite – ha puntualizado – “tener luego una intervención mucho más coherente y fundamentada”.

Programa de la asamblea Plenaria UISG

Volver arriba