La comboniana Ángeles López, de 83 años, lleva 55 en la misión La española superviviente al ataque en Mozambique: "No tenemos intención de abandonar la misión"

La comboniana Ángeles López
La comboniana Ángeles López Misioneras Combonianas Madrid

De noche, un grupo de terroristas atacó la comunidad de Chipene, en la diócesis de Nacala, donde se alojaban centenares de refugiados, huyendo de los enfrentamientos que asolan el norte del país

Ángeles López logró huir hacia el bosque con varios alumnos que se encontraban en la zona del ataque en ese momento. De Coppi no tuvo tanta suerte y, tratando de salvar a los pocos alumnos que no habían huido al comenzar las hostilidades, recibió un disparo en la cabeza

Tiene 83 años, y lleva 55 en Mozambique, sirviendo como misionera comboniana y dejándose la piel (en ocasiones, como la presente, casi literalmente) por mejorar las condiciones de vida de los más pobres de entre los pobres. La española Ángeles López y otra religiosa italiana lograron escapar con vida del ataque a su misión, que acabó con al menos seis muertos, entre ellos la religiosa italiana María de Coppi.

Todo ocurrió deprisa, en la madrugada, según ha podido relatar la religiosa a sus hermanas. De noche, un grupo de terroristas atacó la comunidad de Chipene, en la diócesis de Nacala, donde se alojaban centenares de refugiados, huyendo de los enfrentamientos que asolan el norte del país.

Al parecer, Ángeles López consiguió escapar hacia una montaña instantes después de que se produjeran los terribles hechos. Además, según algunas fuentes, la religiosa murciana (nació en Sangonera la Verde) logró huir hacia el bosque con varios alumnos que se encontraban en la zona del ataque en ese momento. De Coppi no tuvo tanta suerte y, tratando de salvar a los pocos alumnos que no habían huido al comenzar las hostilidades, recibió un disparo en la cabeza.

Ataque a la misión de las combonianas

Los atacantes destruyeron las estructuras de la misión, incluida la iglesia, el hospital y la escuela primaria y secundaria. Tal y como relata en un comunicado Obras Misionales Pontificias, la religiosa española relató cómo "a unos 10 kilómetros de la misión, la guerrilla había quemado una aldea, asesinado a personas y se había creado el miedo y el terror suficientes para que treinta aldeas más se vaciaran".

"Aunque el hogar que tienen las hermanas cerró las puertas y las niñas habían sido trasladadas a lugar seguro, la misionera manifestaba que no tenían intención de abandonar la misión", destaca la nota. Ángeles López contaba también cómo "se le desgarraba el corazón con la procesión de gente, huyendo, niños llorando, corriendo…".

Las misioneras combonianas llegaron a Mozambique en 1954 y desde entonces han acompañado al pueblo y a la Iglesia de Mozambique, sobre todo en los momentos difíciles, como los sufridos durante la guerra civil que asoló el país y en las catástrofes naturales que desgraciadamente se han sucedido. También ahora, que el terrorismo está golpeando sobre todo a los más indefensos. 

Boletín gratuito de Religión Digital
QUIERO SUSCRIBIRME

Volver arriba