Manila se prepara para la toma de posesión del cardenal Advíncula "Nos humillamos ante ti, Señor": Monseñor Pabillo se despide del clero de Manila

Mons. Broderick S. Pabillo
Mons. Broderick S. Pabillo

"El día 24, Advíncula entrará en Manila, dejando su antigua sede de periferias para entrar en el centro del país que contiene en sí muchas periferias, que conlleva muchos retos, con impactos políticos a nivel nacional"

"La celebración de ayer la convocó Pabillo con una Instrucción Pastoral: Nos humillamos ante ti Señor, invitando al clero a la celebración de la Reconciliación, como acto de apoyo mutuo entre sí del clero"

"Mientras algunos murmuraban el rosario durante el camino, otros fueron tratados como Pachás… Lamentablemente una liturgia con una espiritualidad profunda pero reducida en parte a un espectáculo clerical"

"Comienza en Manila la etapa de los monzones y lluvias … Es el fin de la estación seca. ¿Anuncio de nuevos tiempos en la iglesia local que espera la entrada de su nuevo arzobispo a este centro nacional de periferias?"

Durante esta pandemia el clero de la Archidiócesis de Manila no había tenido una reunión más concurrida como la de ayer, 01.06.2020 la celebración comunitaria del Sacramento de la Reconciliación para ellos celebrada en la Basílica Menor de Jesús Nazareno, Quiapo, Manila.

Con este acto, se cierra el telón, al menos con el clero, el mandato profético de Mons. Broderick S. Pabillo como administrador apostólico de Manila ya que tomará posesión el nuevo arzobispo, José Cardenal Advíncula el 24.06.2021.

Pero antes de entrar en Manila, se le impondrá el birrete cardenalicio a Advíncula el 08.06.2021 en la Catedral de la Inmaculada Concepción de la Archidiócesis de Capiz. El acto será presidido por el nuncio apostólico de Su Santidad, Mons. Charles Brown. Será también la despedida del cardenal de su antigua archidiócesis en las periferias, que no pudo acudir al consistorio de 28.11. 2020, debido a las restricciones sanitarias entonces vigentes.

Como ya queda dicho, el día 24, Advíncula entrará en Manila, dejando su antigua sede de periferias para entrar en el centro del país que contiene en sí muchas periferias, que conlleva muchos retos, con impactos políticos a nivel nacional.

Cardenal José Advíncula
Cardenal José Advíncula

La celebración de ayer la convocó Pabillo con una Instrucción Pastoral: Nos humillamos ante ti Señor, invitando al clero a la celebración de la Reconciliación, como acto de apoyo mutuo entre sí del clero, culminando con la celebración de la Eucaristía.

La liturgia comenzó en la mencionada basílica a las 8.30 h. presidida por Mons. Teodoro Bacani, obispo emérito de Novaliches. Este hizo un comentario llamativo durante su homilía. Dijo que los pecados de los sacerdotes eran los que más le dolían a Dios, subrayando así la superioridad de los cleros, quienes durante la liturgia se confesaron, comparados con los demás.

Los seglares siguieron la celebración por emisión directa debido a las restricciones sanitarias. Tras esta celebración, los sacerdotes caminaron 1.1 kilómetro, algunos escoltados por seglares voluntarios que llevaban parasoles por el sol de justicia con el clima excesivamente caluroso y húmedo de Manila, hacia la Parroquia de Nuestra Señora del Pilar en el Barrio de la Santa Cruz. En fin, una muestra del clericalismo muy arraigado en este pueblo. Mientras algunos murmuraban el rosario durante el camino, otros fueron tratados como Pachás.

500 años de Cristianismo en Filipinas: una celebración errónea
500 años de Cristianismo en Filipinas: una celebración errónea

Fueron acompañados por una imagen a escala real del Crucificado, expuesto al sol llameante de Manila, atravesando una zona comercial, con muchos pobres algunos de los que creyeron presenciar el antiguo baile musulmán de Singkil en su versión clerical que narra las peripecias de una princesa escoltada por su dama acompañante bajo la sombra del parasol mientras huía del monstruo que en realidad era su príncipe. Pero los que vieron no eran princesa sino príncipes o al menos aparentemente son príncipes.

En fin, lamentablemente una liturgia con una espiritualidad profunda pero reducida en parte a un espectáculo clerical, debido a los que son incapaces de desprenderse de su protagonismo y de la cultura popular que los apoya.

Al día siguiente, 02.06.2021 se levantó el nivel de alerta de un tifón en la región nacional de la capital en la que se encuentra la Archidiócesis de Manila. Fin de la estación seca. Comienzo de la etapa de los monzones y lluvias. Anuncio de nuevos tiempos en la iglesia local que espera la entrada de su nuevo arzobispo de la periferia de Capiz a este centro nacional de periferias.

Volver arriba