"Diez días en manos de los secuestradores es demasiado" La Iglesia de Haití anuncia otros 3 días de cierre por la liberación de los 12 religiosos

Obispos de Haotí
Obispos de Haotí

La Conferencia Episcopal de Haití anunció este martes tres jornadas de cierre de escuelas, universidades y otras instituciones que regenta para exigir la liberación de los doce religiosos secuestrados hace diez días

Desde finales de 2019, Haití se enfrenta a una ola de secuestros sin precedentes en toda su historia, puesto que se producen esos delitos a diario y todos los grupos de la sociedad son víctimas de ellos

La jornada de protesta del pasado día 14 para denunciar el secuestro precipitó la dimisión del hasta entonces primer ministro haitiano, Joseph Jouthe, quien ha sido reemplazado por Claude Joseph

La Conferencia Episcopal de Haití anunció este martes tres jornadas de cierre de escuelas, universidades y otras instituciones que regenta para exigir la liberación de los doce religiosos secuestrados desde hace diez días en las afueras de la capital del país.

"Diez días en manos de los secuestradores es demasiado. Observamos con dolor la falta de cambio en la situación de nuestros hermanos y hermanas que están en manos de los bandidos", reza un comunicado emitido hoy en Puerto Príncipe.

El cierre de actividades se producirá entre el miércoles y el viernes próximos, fechas en las que los sacerdotes continuarán dando misa por la mañana o por la tarde.

El viernes a mediodía tocarán las campanas de todas las iglesias del país para pedir la liberación de los secuestrados, si aún no han sido liberados.

Desde finales de 2019, Haití se enfrenta a una ola de secuestros sin precedentes en toda su historia, puesto que se producen esos delitos a diario y todos los grupos de la sociedad son víctimas de ellos, ante la impotencia de las autoridades.

El pasado día 14 la Iglesia católica realizó la jornada de protesta para denunciar el secuestro de los doce religiosos, ocurrido el fin de semana anterior.

Este suceso precipitó la semana pasada la dimisión del hasta entonces primer ministro haitiano, Joseph Jouthe, quien ha sido reemplazado por Claude Joseph.

Haití vive una profunda crisis política, económica y social, que se ha manifestado en el aplazamiento de elecciones, en el aumento de la inseguridad alimentaria y en la emigración de miles de personas.

Por una Iglesia mejor informada
Volver arriba