Una plegaria en modalidad virtual la víspera de la fiesta patronal Obispos argentinos convocan un Rosario a la Virgen de Luján por el fin de la pandemia

Monseñor Scheinig, arzobispo de Mercedes-Luján
Monseñor Scheinig, arzobispo de Mercedes-Luján

La plegaria, en modalidad virtual, está prevista para el viernes 7 a las 22 y se transmitirá a través del canal de Youtube del episcopado

Al día siguiente, el santuario se unirá al "maratón" de oración global convocado por el Papa con la misma intención

(CEA).- Los obispos argentinos rezarán el Rosario el próximo viernes 7 de mayo a las 22 en las vísperas de la solemnidad de Nuestra Señora de Luján, patrona de la Argentina.

Por invitación del arzobispo de Mercedes-Luján, monseñor Jorge Eduardo Scheinig, se unirán de manera virtual para rezar juntos por el fin de la pandemia, con la consigna #RezoJuntoALaVirgenDeLuján.

La Conferencia Episcopal Argentina invita a unirse en comunión espiritual y acompañar con la oración a través del canal de YouTube.

Tras la vigilia con música y oración, el sábado 8, la fiesta de Nuestra Señora de Luján comenzará a las 8 con el rezo de Laudes y la misa a las 9.30.

A las 13, el santuario de Luján transmitirá al mundo el rezo del Rosario por el fin de la situación dramática de la pandemia en el marco de la “maratón” de oración convocada por el papa Francisco durante mayo. El Vaticano invita a seguir la oración mariana, en directo, a través del link Vatican Media Live.

En este sentido, monseñor Scheinig explicó: “El día que nos tocó es el 8 de mayo, por ende nuestra preparación es la novena a la Virgen bajo el lema ‘con San José abrazamos a María’”.

“El día 8 rezaremos el Rosario para todo el mundo a las 13, sumado a las demás actividades que tenemos programadas para celebrar virtualmente nuestra fiesta patronal”.

La celebración continuará a las 18 y para las 19 está prevista la celebración eucarística central, con el cambio del manto a la imagen mariana, celebración de la que participarán el obispo de San Isidro y presidente de la CEA, monseñor Oscar Vicente Ojea, y el arzobispo de Buenos Aires y vicepresidente primero de la CEA, cardenal Mario Aurelio Poli.

Volver arriba