Obispos de rasil preocupados por la explotación depredadora y tóxica Mon. Walmor Oliveira de Azevedo en la ONU: "Basta de minería depredadora"

Devastación provocada por la explotación minera en tierras brasileñas
Devastación provocada por la explotación minera en tierras brasileñas

Mensaje del arzobispo durante la 45° sesión del Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas, que se celebra en Ginebra (Suiza) del 14 de septiembre al 6 de octubre en 'formato mixto'

"Pedimos al gobierno brasileño que respete sus obligaciones internacionales, que garantice medidas de prevención y responsabilidad de las empresas que han causado tragedias"

El video fue compartido en los medios sociales y publicado en el sitio web del Episcopado Brasileño

(Vatican News).-Ayer, durante el 45º período de sesiones del Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas, el arzobispo metropolitano de Belo Horizonte y presidente de la Conferencia Nacional de Obispos del Brasil, monseñor Walmor Oliveira de Azevedo, presentó a la Asamblea los riesgos asociados a la explotación depredadora de los recursos subterráneos. El video fue compartido en los medios sociales y publicado en el sitio web del Episcopado Brasileño.

Garantizar prevención de tragedias

Según el prelado, los órganos gubernamentales siguen flexibilizando las normas para la realización de las actividades mineras, incluso a riesgo de romper 40 presas en Minas Gerais. Monseñor Walmor, en su mensaje, advirtió sobre la contaminación del suelo y de los ríos del Pará, con productos tóxicos procedentes de la minería:

"Pedimos al gobierno brasileño que respete sus obligaciones internacionales, que garantice medidas de prevención y responsabilidad de las empresas que han causado tragedias", dijo.

Sesión del Consejo de la ONU en tiempos de pandemia

La 45° sesión del Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas se celebra en Ginebra (Suiza) del 14 de septiembre al 6 de octubre, en un formato "mixto", es decir, con cierta participación mediante video y otros mediante presencia física, pero siempre respetando las medidas de seguridad, principalmente el distanciamiento social necesario para contener el avance del Covid-19.

Volver arriba