"¡Basta de violencia y de odio!", claman tras la muerte de Francisco López Los obispos paraguayos lamentan que "asesinos inmisericordes" arrebaten la vida a un líder indígena

El cuerpo de Francisco López, indígena sin tierra asesinado, yace en el suelo
El cuerpo de Francisco López, indígena sin tierra asesinado, yace en el suelo

"Lamentamos, mucho más aún, la falta de una real asistencia por parte del Estado paraguayo para solucionar de forma eficaz, real y definitiva, el conflicto de fondo, que es la carencia de tierras"

"Desde la Iglesia exhortamos a las autoridades a redoblar esfuerzos para proteger a los hermanos indígenas"

La Conferencia Episcopal Paraguaya (CEP) condenó el homicidio, ocurrido en la Plaza de Armas de Asunción, del líder indígena Francisco López. A través de un comunicado, la Secretaría General de la CEP expresó su condena y exhortó a las autoridades a proteger y a escuchar los reclamos legítimos de los indígenas

El asesinato del líder indígena tuvo lugar el pasado domingo en el centro de la capital paraguaya, a pocos metros del campamento en el que los indígenas se encuentran desde hace algunos meses reclamando a las instituciones respuestas sobre su situación y sobre la cuestión agraria. 

El comunicado de los obispos paraguayos expresa su "apoyo y cercanía espiritual a los familiares y amigos de Francisco López" así como "a la comunidad indígena del Paraguay" en este difícil momento. 

Que el Estado encuentre una solución eficaz al conflicto agrario 

"Lamentamos, mucho más aún, la falta de una real asistencia por parte del Estado paraguayo para solucionar de forma eficaz, real y definitiva, el conflicto de fondo, que es la carencia de tierras, motivo de sus reclamos y permanencia en nuestra capital desde hace varios meses", se lee a continuación en el comunicado. 

Los obispos paraguayos condenan asimismo "la omisión de garantías por parte de las instituciones encargadas de resguardar el orden y la seguridad ante el asedio de marginales que se aprovechan de la situación para asechar contra los hermanos indígenas". 

Por último exhortan "a las autoridades, especialmente al Instituto Nacional del Indígena (INDI), a redoblar esfuerzos para proteger a los hermanos indígenas, y en particular, a atender sus legítimos reclamos. No podemos –concluyen los prelados paraguayos- seguir lamentando la pérdida de vidas humanas para sensibilizarnos ante la crítica situación en que viven los más vulnerables y que debería ser el centro de atención preferencial". 

COMUNICADO DE LA SECRETARÍA GENERAL DE LA CEP

¡Basta de violencia y de odio! ¡Cesen de matar a sus hermanos! La sangre derramada clama a Dios desde la tierra (Cfr. Gén 4,10)

Sentimos profundamente la muerte del líder indígena Francisco López, ocurrido este domingo último, en la Plaza de Armas, del Centro de Asunción, como consecuencia de un violento ataque de parte de asesinos inmisericordes.

A los familiares y amigos de Francisco López, a la comunidad indígena del Paraguay, extendemos nuestro apoyo y cercanía espiritual en este difícil momento que implica la pérdida de una vida humana.

Lamentamos, mucho más aún, la falta de una real asistencia por parte del Estado paraguayo para solucionar de forma eficaz, real y definitiva, el conflicto de fondo, que es la carencia de tierras, motivo de sus reclamos y permanencia en nuestra capital desde hace varios meses.

Repudiamos también la omisión de garantías por parte de las instituciones encargadas de resguardar el orden y la seguridad ante el asedio de marginales que se aprovechan de la situación para asechar contra los hermanos indígenas.

Desde la Iglesia exhortamos a las autoridades, especialmente al Instituto Nacional del Indígena (INDI) a redoblar esfuerzos para proteger a los hermanos indígenas, y en particular, a atender sus legítimos reclamos.

No podemos seguir lamentando la pérdida de vidas humanas para sensibilizarnos ante la crítica situación en que viven los más vulnerables y que debería ser el centro de atención preferencial.

Que nuestro Señor Jesucristo, con su incondicional amor nos proteja y dé protección, sobre todo, a los indígenas.

Asunción, 25 de febrero de 2019.

SECRETARÍA GENERAL DE LA CEP

Volver arriba