El obispo de Cádiz acusa al sacerdote de "atentar contra la dignidad sacerdotal y la unidad eclesial" Zornoza abre un proceso penal canónico contra Rafael Vez después de verse obligado a revocar su cese como profesor del Seminario

Zornoza, y Rafael Vez
Zornoza, y Rafael Vez Agencais

El prelado se ve obligado a revocar el cese de Vez como profesor del Seminario Diocesano, aunque pretendió que el canónigo renunciara a ser docente, hiciera una petición pública de perdón y borrara todo lo publicado en las redes sociales

Roma se inhibe en el caso de la "amonestación formal" al presbítero por parte de Zornoza, quien acusa a Vez de difundir "supuestas informaciones que lesionan ilegítimamente la dignidad y buena fama del Obispo diocesano y de sus colaboradores y en las que se critica duramente la gestión de la Diócesis" que "han provocado una situación de inquietud, sospechas y escándalo entre los fieles de la Diócesis y de fuera de ella"

Roma llama a capítulo al obispo y le dice que perderá el recurso puesto que después de una amonestación debe mediar un tiempo según el derecho canónico para la búsqueda de una solución equitativa, algo que no se ha dado en este caso puesto que la amonestación y el cese tienen la misma fecha, de ahí que Roma inste al obispo a revocar el decreto

El obispo de Cádiz, Rafael Zornoza, ha decidido morir matando. Y ha elegido víctima: el canónigo Rafael Vez, a quien acusa de "atentar contra la dignidad sacerdotal y la unidad eclesial" y al que ha abierto un "proceso penal canónico". El ya ex párroco de Conil -Zornoza lo rebajó a administrador parroquial- cuenta con el apoyo de todo el pueblo, que cada domingo se manifiesta contra el prelado.

Además, Zornoza ha tenido que revocar el cese de Vez como profesor del Seminario Diocesano tras consultar a Roma, que no obstante ha avalado el decreto de amonestación contra el clérigo, lo que el obispo ha aprovechado para abrir el proceso penal por "supuestas informaciones que lesionan ilegítimamente la dignidad y buena fama del Obispo diocesano y de sus colaboradores y en las que se critica duramente la gestión de la Diócesis".

¿"Maledicencias" o libertad de opinión?

"Maledicencias que han provocado una situación de inquietud, sospechas y escándalo entre los fieles de la Diócesis y de fuera de ella", según apunta un comunicado de la diócesis, que omite deliberadamente que el Vaticano ha ordenado la readmisión de Vez como profesor.

El prelado se ve obligado a revocar el cese de Vez como profesor del Seminario Diocesano, aunque pretendió que el canónigo renunciara a ser docente, hiciera una petición pública de perdón y borrara todo lo publicado en las redes sociales, según confirma el propio interesado a RD.

El hecho, tal y como se puede comprobar en el decreto enviado por Zornoza, es que Roma se inhibe en el caso de la "amonestación formal" al presbítero por parte de Zornoza, quien se ha visto obligado a readmitirle como profesor en virtud del canon 581 para, acto seguido, y arguyendo el canon 1718.1 , abrir un procedimiento penal canónico "para que el citado presbítero cese en su actitud hostil, retire las publicaciones ofensivas, reparare el escándalo provocado y se enmiende en su contumacia".

Decreto de Zornoza (página 1)

Decreto de Zornoza (página 2)

Fue el obispo quien dinamitó la conciliación

El obispo argumenta que tanto él como sus colaboradores "han intentado, sin éxito, llevar a cabo algún tipo de acercamiento" con Vez. "El obispo de Cádiz argumenta que el cura de Conil no ha querido reunirse con él para llegar a un acuerdo cuando fue el propio obispo que dinamitó una reunión de conciliación el pasado febrero cuando D. Rafael Vez anunció que acudiría con su abogado y con una propuesta para negociar", señalan fuentes consultadas por RD, que constatan que "Rafael Vez recurrió a Roma y Roma ha obligado al Obispo a revocar el cese y le ha permitido mantener la amonestación".

"Ahora el obispo presenta esto como una victoria pero en realidad quien gana es el cura de Conil. Además Roma llama a capítulo al obispo y le dice que perderá el recurso puesto que después de una amonestación debe mediar un tiempo según el derecho canónico para la búsqueda de una solución equitativa, algo que no se ha dado en este caso puesto que la amonestación y el cese tienen la misma fecha, de ahí que Roma inste al obispo a revocar el decreto", sostienen dichas fuentes. El abogado de Rafael Vez es Francisco Cardona. 

Un proceso por "vaguedades", sin recorrido

¿Por qué se Zornoza da el paso de abrir un proceso canónico contra el canónigo? Según la diócesis, para acabar "con manifestaciones impropias de un sacerdote y acciones del todo contrarias a la unidad de la Iglesia, difundiendo y alentando entre los habitantes de Conil la animadversión contra el Obispo diocesano, en distintos medios de comunicación y en la misma página de Facebook de la Parroquia de Santa Catalina de Alejandría de Conil de la Frontera".

Grupos de parroquia en Conil apoyan al sacerdote Rafael Vez
Grupos de parroquia en Conil apoyan al sacerdote Rafael Vez E.C. (Conil)

Para la defensa, en cambio, quedarse con la amonestación es tanto como que te saquen una tarjeta amarilla, pero obligarte a revocar un decreto de cese es una auténtica tarjeta roja en toda regla. Pero ¿cómo maquilla el obispo que Roma le haya enmendado la plana? Pues en el mismo decreto de revocación de cese de profesor del Seminario de Vez el obispo le anuncia que incoa un proceso penal contra él con toda una serie de vaguedades e imprecisiones que no son propias del derecho sólo de que el obispo está mal aconsejado por algún cura de Córdoba con ínfulas de ser obispo o vaya a saber Ud. que.

Y es que "los procesos penales deben hacerse con todas las garantías, primero debe abrirse una investigación, luego requerir a Roma cómo proceder, más tarde informar al acusado de los cargos y que éste pueda defenderse, entre otras cosas, con la asistencia letrada".
Además, "los procesos penales en la Iglesia sólo se incoan si han infringido leyes divinas y/o eclesiásticas. En este caso, publicar algunos desacuerdos por facebook o airear y denunciar públicamente malas políticas económicas del obispo de Cádiz puede representar precisamente una amonestación pero en ningún caso representa el haber infringido leyes divinas o eclesiásticas graves", señala Cardona, que tiene claro que "este proceso penal no tiene recorrido ninguno".

Las acusaciones de Zornoza sí son punibles

"Ahora bien, lo que publica el obispo en su página web, las acusaciones que vierte sobre el cura de Conil, las pegatinas de su empresa en las sepulturas de los cementerios (profanación de tumbas), etc eso sí es punible, también canónicamente", advierten las fuentes consultadas, que añaden que "el único pecado de D. Rafael Vez Palomino ha sido no someterse a los desmanes del Obispo de Cádiz y no querer participar de los trapicheos económicos del Obispo, D. Rafael Zornoza, que escandalizan a la población de Cádiz, a los propios sacerdotes de la diócesis y a todos los fieles cristianos que comprobamos atónitos el proceder de un pastor de la Iglesia".

Rafael Zornoza, obispo de Cádiz
Rafael Zornoza, obispo de Cádiz

Volver arriba