'Lavado de cara' en las finanzas, pues coloca a su segunda, Carmen Lobato, como gerente Un Zornoza en retirada, forzado a desprenderse de su polémico ecónomo, Antonio Diufaín

Rafael Zornoza
Rafael Zornoza

Se especula con que el prelado, de 71 años, podría salir de Cádiz dentro de la reestructuración que prepara el Nuncio

"Trata la diócesis como si fuera su cortijo", dicen los mentideros, que van y vienen de Cádiz a la Nunciatura. Y Zornoza toma nota, y trata de capear el temporal

La gerente era la segunda de Diufaín, y la que ha metido a la diócesis en todos los jaleos jurídicos", apuntan las fuentes consultadas por RD, que insisten en que, pese al lavado de cara, el ya ex gerente seguirá tomando las decisiones, y Lobato "ejecutará"

"Huele a cambio de obispo". Esta es la sensación generalizada tras los "extraños cambios" que este mediodía se han hecho públicos en la Curia gaditana. El obispo de Cádiz, Rafael Zornoza, se ha desprendido -al menos, sobre el papel- de su polémico ecónomo, Antonio Diufaín, quien será sustituido por la abogada Carmen Lobato, actual gerente de la diócesis.

Un cambio "cosmético", según apuntan desde la diócesis, pero que supone que, por primera vez en 11 años, Zornoza ha visto sus barbas remojar. Y ha tomado medidas para tratar de no salir perjudicado dentro del plan de reestructuración que elabora el Nuncio Auza para la Iglesia sevillana, y que tendrá su punto álgido en la sucesión de Asenjo en Sevilla. Pero todo está en el aire.

Zornoza, en el punto de mira

Que Zornoza está en el punto de mira de Roma no extraña a nadie. De hecho, como informó en su día RD, varios curas y laicos han enviado varios informes a Nunciatura y a Roma denunciando los "despidos arbitrarios" en la diócesis, tumbados por los tribunales; desahucios de familias trabajadoras que ocupaban viviendas de la diócesis; cierre de la casa de acogida de inmigrantes de Algeciras; o las soterradas persecuciones contra curas como Antonio Casado (suspendido de empleo y sueldo) o Rafael Vez, a quien, curiosamente, el obispo 'degrada' en su ronda de nombramientos, pasando de párroco a administrador parroquial en Conil.

Zornoza y Diufaín
Zornoza y Diufaín

"Trata la diócesis como si fuera su cortijo", dicen los mentideros, que van y vienen de Cádiz a la Nunciatura. Y Zornoza toma nota, y trata de capear el temporal. "La gerente era la segunda de Diufaín, y la que ha metido a la diócesis en todos los jaleos jurídicos", apuntan las fuentes consultadas por RD, que insisten en que, pese al lavado de cara, el ya ex gerente seguirá tomando las decisiones, y Lobato "ejecutará".

Sí ha sorprendido el nombramiento de Óscar González como vicario general, un hombre dialogante que sustituye a Fernando Campos que pasa a ser vicario de pastoral. "Si fuera una partida de ajedrez, esto sería un enroque o, a lo sumo, una entrega de alfil. Pero en todo caso, es síntoma de que el obispo se siente amenazado", concluyen desde la tacita de plata. Veremos.

Volver arriba