"Un acontecimiento cultural, social y cristiano de primera magnitud" 'Mujer, Biblia y Sociedad': Homenaje a Mercedes Navarro

Mercedes Navarro
Mercedes Navarro

Bajo el título 'Mujer, Biblia y sociedad' se reúnen las aportaciones de este homenaje a Mercedes Navarro Puerto en su 70 aniversario. Son tres palabras claves en su trayectoria personal y profesional

En torno a este eje conductor se reúnen 16 trabajos, desde disciplinas como la teología, la filología, la historia y el periodismo, que ofrecen una muestra de la riqueza y diversidad de esta temática

Mercedes Navarro Puerto es mercedaria, teóloga, biblista, psicóloga, escritora y pintora. A lo largo de su vida ha abierto nuevas perspectivas en la investigación y, de manera especial, en la teología feminista, dando voz y espacio propio a la que se realiza en España

Puede ser una imagen de una o varias personas, libro y texto

Estamos ante un acontecimiento cultural, social y cristiano de primera magnitud: Bajo el título 'Mujer, Biblia y sociedad' se reúnen las aportaciones de este homenaje a Mercedes Navarro Puerto en su 70 aniversario. Son tres palabras claves en su trayectoria personal y profesional.
A esas palabras se podría haber añadido   psicología, porque la psicología fue su primera especialidad de Mercedes, a la que dedicó su primera tesis doctoral (la segunda tesis doctoral será sobre el evangelio de Marcos), y los primeros años de su docencia en la Universidad P. de Salamanca.
De la mano de la psicología pasó a la teología y a la filología bíblica.En los tres campos (psicología, teología, filología bíblica) ha sido y sigue siendo una auténtica "maestra", quizá la mujer más significativa de la cultura y de vida cristiana en este momento del España (y del mundo de lengua española). 
Mujer polifacética e inquieta, ha sabido tejer redes a su alrededor, impulsando y participando en la creación de la Asociación de Teólogas Españolas (ATE), la Escuela Feminista de Teología (EFETA) y el ambicioso proyecto internacional La Biblia y las mujeres. Colección de exégesis, cultura e historia bíblica, en castellano e italiano, en alemán e inglés.  

Cristianos Gays » Mercedes Navarro

Ha tenido dificultades para entrar en el mundo universitario "oficial" (a pesar de sus dos tesis doctorales y de más de una docena de libros de estricta investigación bíblica y teológica). Eso le ha permitido crear con más libertad, buscar y explorar con más creatividad, en este mundo fascinante del estudio bíblico y de la experiencia cristiana, abriendo como mujer liberada para el pensamiento y la vida unos caminos en los que muchos nos sentimos representados, con una apuesta de Iglesia Nueva, en un tiempo en que muchos andan diciendo que la Iglesia muere... Mercedes, con trabajos y vida como la tuya, la Iglesia de Jesús no muere, sino que renace
Gracias a ti, Mercedes, por mantener y orientar la marcha de evangelio y de humanidaden el camino de la iglesia. Gracias a Guadalupe y a Nuria por impulsar esta obra. Gracias también a la Editorial Verbo Divino, que promueve e impulsa acontecimientos como éste.

Contenido

Presentación
Recuerdos, sueños compartidos, agradecimiento
Bibliografía de Mercedes Navarro Puerto, MC (1981-2020) 

1. Memorial de Rut, una mujer de Arimatea (Dolores Aleixandre Parra)
2. Nijinga Mbandi Ngola, una reina con harén (María Isabel Alfaro Tercero)
3. Cassandra Fedele: “esa rara y excelente mujer” (Mercedes Arriaga Flórez)
4. Dignità umana. Sostantivo femminile concreto (Antonio Autiero)
5. Palabras y silencios. Proceso de silenciamiento femenino en los orígenes del cristianismo (Carmen Bernabé Ubieta)
6. “Columnas de oro sobre pedestales de plata...” (Sir 26,18). Metáforas del cuerpo femenino en Ben Sira (Nuria Calduch-Benages)
7. Por los caminos de la fe: María Magdalena en el evangelio de Juan (Elisa Estévez López)
8. El canon bíblico: ¿restrictivo? ¿O más bien liberador? (Irmtraud Fischer)
9. Feminismo, género y Biblia (Isabel Gómez-Acebo)
10. La mujer como vientre: de la instrumentalización de Agar, Zilpá y Bilhá a la legalización de la maternidad subrogada (María Ángeles López Romero)
11. De compañías y acompañamientos. Notas a propósito del léxico medieval y la “Vitae Christi” de Isabel de Villena (Ángela Muñoz Fernández)
12. Quale teologo/a? Per quale chiesa? (Marinella Perroni)
13. Benedictus y Magníficat. Una propuesta de lectura sociorreligiosa (Xabier Pikaza Ibarrondo)
14. Memoria y pervivencia de las matriarcas (Guadalupe Seijas de los Ríos-Zarzosa)
15. Maria Montessori: una credente in conflitto con la Chiesa (Adriana Valerio)
16. 4Q184 “La mujer demoníaca” (Jaime Vázquez Allegue)

Anotación personal de X. Pikaza

Editorial Verbo Divino :: Mercedes Navarro Puerto

Trece mujeres y tres varones (A. Autiero, J. Vázquez y un servidor), bajo la dirección de G. Seijas de los Ríos-Zarzosa (Univ. Complutense) y N. Calduch-Benages (Universidad Gregoriana), presentamos hoy (09.06.2021) este libro homenaje a Mercedes Navarro, a los 70 años de edad, como testimonio de amistad y agradecimiento por su fecunda labor científica (bíblica, psicológica) y social (eclesial, humana) al servicio de la verdad, una labor de pionera, en medio de dificultades, pero siempre con verdad, con autenticidad, con hondura.

No hay que yo sepa en la iglesia y sociedad española (hispano- parlante) una mujer que vincule como ella la antropología social, la psicología, el feminismo, con el estudio de la Biblia y el compromiso cristiano, al servicio de la verdad (en verdad). Este homenaje, dirigido y coordinado, como he dicho, de un modo inteligente y generoso por G. Seijas y N. Calduch, recoge algo (mucho) de lo que se puede decir de M. Navarro con M. Navarro, sobre ella, sobre su investigación. sobre sus temas, en colaboración con la Editorial Verbo Divino, que ha publicado desde hace años gran parte de su obra. 

En la presentación  se pone de relieve el "hueco" que en este homenaje nos dejan algunas personas que se han ido, como Trinidad León, a quien se cita e el principio de la obra.  Quiero recordar en esa línea al Prof. Eliseo Tourón, primer decano de la Facultad de Teología de Madrid (San Dámaso), y especialmente al Prof. Antonio Vázquez, que falleció en marzo del año pasado (2020), en tres fatídicos días, victima de la primera Covid 19.

Editorial Verbo Divino :: Mercedes Navarro Puerto

A. Vázquez fue su director de tesis en Psicología  (sobre el "yo" psicológico-religioso de Teresa de Jesús), y quiso que ella fuera su sucesora en la Cátedra de Psicología de la Religión, en la Univ. Pontificia de Salamanca; pero no pudo ser porque la Univ. Pontificio tuvo miedo de la libertad creadora de Mercedes, y terminó suprimiendo la misma cátedra, como me decía con gran dolor el Prof. A. Vázquez unos días antes de la muerte, añadiendo que le hubiera gustado muchísimo colaborar en este homenaje, acompañándola en este momento y dándole gracias por lo que estaba realizando en el campo de la psicología  del estudio bíblico.

"Ha sido", me dijo, "uno de mis mayores dolores y fracasos como Decano de la Gran Facultad de Psicología de la Univ. P. de Salamanca. Mercedes tendría que haber sido mi sucesores, creadora de escuela..., pero los nuevos dirigentes de la Universidad y de la Iglesia española no se atrevieron". Así me dijo, con los ojos húmedos de tristeza. A los pocos días falleció al primer embate de la Covid 19.

Mercedes ha impartido clases, lecciones magistrales e investigación en varias universidades, además de la Univ. Pontificia de Salamanca, pero en ninguna le han ofrecido un trabajo estable, una cátedra fija. Mucho peor para ellas, mucho mejor (aunque más doloroso) para Mercedes, pues ella ha podido seguir su propio camino, el suyo, el humano, el femenino, el cristiano... en una sociedad docente y una iglesia llena de miedos y prevenciones. Sólo algunas editoriales, como Verbo Divino, han confiado plenamente en ella.

Livre: PROCESO DEL YO-ALMA EN LAS MORADAS DE Sta. TERESE, DINAMICA E  INTERPRETACION PSICOLOGICA (TESIS), Navarro Puerto Mercedes, Universidad  Pontificia de Salamanca, 9788472212930 - Leslibraires.fr

Así lo muestra este homenaje, nacido desde abajo,  por iniciativa de sus amigas (¡felicidades y gracias, Guadalupe y Nuria!), por empeño de los  amigos, por generosidad de la Editorial Verbo Divino y, sobre todo, por exigencia académica. Siento que no haya en esta lista de los "16 colaboradores" ningún colega de la Univ. Pontificia, ninguno (quizá) de los hoy llamados "teólogos profesionales" de España, aunque están algunos de los investigadores y testigos más importantes de la teología y exégesis española e italiana de los últimos decenios, especialmente mujeres.

Están (con Nuria Calduch) algunos colegas de su promoción del Instituto Bíblico, quizá haber estado los dos que hoy se dedican a la dirección de dos editoriales teológicas:  J. Pulido,director de la BAC, R. Alfonso,director de Sal-Terrae y Com. Loyola. Con algo de humor se podía haber pedido la colaboración de algún obispo (en el homenaje a un "colega" de la Pontificia firman los primeros "trabajos" ocho obispos).

De las colaboraciones del homenaje podré hablar sólo cuando las lea. La mía es una sencilla comparación entre el Benedictus (como himno de varón-sacerdote, en la línea del "cuerno/poder" de David y de la liberación de los enemigos nacionales) y el Magnificat (himno de mujer universal, en la línea de la fe de Abraham, con la liberación del ser humano, en su totalidad, varón y/o mujer). Pienso que Mercedes estimará el tema, tras 46 años de amistad de colegas y compañeros en el camino de la libertad). 

Presentación de las editoras

Editorial Verbo Divino :: Mercedes Navarro Puerto

Mercedes Navarro Puerto es mercedaria, teóloga, biblista, psicóloga,escritora y pintora. A lo largo de su vida ha abierto nuevas perspectivas en la investigación y, de manera especial, en la teología feminista, dando voz y espacio propio a la que se realiza en España.

Mujer polifacética e  inquieta, ha sabido tejer redes a su alrededor, impulsando y participando en la creación de la Asociación de Teólogas Españolas (ATE), de la Escuela Feminista de Teología Efeta y del ambicioso proyecto internacional «La Biblia y las mujeres. Colección de exégesis, cultura e historia», que aborda la recepción de la Biblia desde una perspectiva de género.

Son muchas las personas que han querido sumarse a este volumen conmemorativo como reconocimiento a su trayectoria académica y profesional. Otras no han podido hacerlo por razones ajenas a su voluntad, como Marisa Melero o M.ª José Ferrer. Sin embargo, hay una ausencia que quisiéramos recordar de forma especial.

Se trata de Trinidad León, mercedaria y compañera de Mercedes, con la que mantenía, además, una estrecha amistad. Trinidad se sumó con entusiasmo al proyecto y escogió para su aportación el sugerente título de «Mujer consagrada, abriendo puertas y dejándolas abiertas». Se puso a trabajar enseguida porque, dado lo avanzado de su enfermedad, temía no poder terminar a tiempo su capítulo. Desgraciadamente así fue y pocos meses después falleció. Hemos querido hacerla presente reproduciendo un fragmento de su novela Paula de Roma al comienzo de este volumen.

Bajo el título 'Mujer, Biblia y sociedad' se reúnen las aportaciones de este homenaje a Mercedes Navarro Puerto en su 70 aniversario. Son tres palabras claves en su trayectoria personal y profesional. En torno a este eje conductor se reúnen 16 trabajos, desde disciplinas como la teología, la filología, la historia y el periodismo, que ofrecen una muestra de la riqueza y diversidad de esta temática.

Nuria Calduch-Benages  y Guadalupe Seijas de los Ríos-Zarzosa (eds.)

Recuerdos, sueños compartidos,agradecimiento  (N. Calduch)

Hace casi 35 años que nos conocemos. Mi primer encuentro con Mercedes tuvo lugar en octubre de 1987, en el Pontificio Instituto Bíblico (PIB) de Roma, el sanctasanctórum de los estudios bíblicos. En esa época, después de conseguir el Bachillerato en Teología, yo soñaba con estudiar en esa institución, regida por los padres jesuitas, en el corazón de Roma.

Situado en la Piazza della Pilotta, a dos pasos de la Pontificia Universidad Gregoriana, de la Fontana de Trevi y de la Plaza Venecia, el PIB era (y me atrevo a decir que todavía lo sigue siendo) la meta deseada para cualquiera que quisiera  especializarse en Sagrada Escritura. Allí se encontraban —eso se solía decir— los mejores profesores y la mejor biblioteca. Lo que nunca me dijeron es que allí también iba a encontrar
a los mejores compañeros y compañeras. Con el paso del tiempo algunas de estas compañeras se convirtieron en mis mejores amigas.

Si hay algo que caracteriza el programa de estudios del PIB es la atención a las lenguas antiguas. De hecho, para poder cursar la licenciatura en Ciencias Bíblicas se requiere haber superado el año propedéutico de griego y hebreo, es decir, un año en el que solo se estudian estas lenguas, de lunes a viernes (a veces incluso el sábado), de la mañana a la noche.

Pontificio Instituto Bíblico

Ese año los estudiantes de lengua española tuvimos mucha suerte, pues pudimos cursar el propedéutico de hebreo en nuestra lengua (normalmente se hacía en italiano y en inglés), ya que el encargado era el prof. Santiago Bretón SJ. Con él entablamos unos lazos entrañables de colaboración y amistad que duraron hasta que un infarto le arrebató la  vida en Murcia el 27 de noviembre de 2014, después de 28 años de enseñanza entre el Bíblico y la Universidad Gregoriana.

Nuestro grupo era reducido: tan solo nueve estudiantes, cinco varones (Ramón Alfonso  Díez Aragón, Kiko Domínguez García, Manuel Joaquín Herba Meizoso, Jesús Pulido Arriero y Enrique Ruiz) y cuatro mujeres (Elisa Estévez  López, Blanca Martín Salvago, Mercedes Navarro Puerto y Nuria  Calduch-Benages), ¡todo un éxito para aquellos tiempos!

El grupo de las «cuatro españolas» enseguida se hizo famoso, pues no era habitual tal concentración femenina en una sola clase. No recuerdo que fuésemos especialmente alborotadoras, pero el hecho es que nos hacíamos notar y todos nos conocían. Estudiábamos mucho, nos ayudábamos mucho y, por  supuesto, nos divertíamos mucho.

El amor por la Biblia nos unía, queríamos conocerla a fondo y no escatimábamos esfuerzos, pues soñábamos con ser auténticas biblistas. Había, pues, que dar la talla y sacar buenas (las mejores) notas. Ya en aquel entonces Mercedes, además de ser una excelente estudiante, destacaba por sus inquietudes feministas, lo que para mí representó una tremenda novedad.

Yo no conseguía comprender sus reflexiones, pues jamás me había planteado esos interrogantes relativos al género y me sentía completamente fuera de juego. Ni que decir tiene que en el Bíblico nadie hablaba de feminismo, ni de exégesis feminista, ni de teología feminista, ni de hermenéutica feminista. Eran conceptos que, por regla general, no suscitaban ningún interés. Nadie hablaba de ellos y las publicaciones al respecto eran escasas.

Un día —me acuerdo como si fuese ahora— Mercedes me dijo que había escrito un artículo sobre el sacerdocio y María, y que iba a pedirle al profesor Albert Vanhoye SJ, de reconocido prestigio, que lo leyera y le diera su opinión. En aquel momento, me pareció un desatino. ¡Cómo se le podía haber ocurrido una idea semejante! El ahora cardenal Vanhoye, en cambio, leyó su artículo y muy amablemente le propuso algunas correcciones y sugerencias. Aunque nunca se lo conté, yo quedé impresionada y dije para mis adentros: «Esta chica sí que vale».

Otro día, viendo que Mercedes andaba ajetreada en la biblioteca con montañas de libros, le pregunté qué estaba haciendo. Me contó que tenía que escribir un artículo urgente sobre María de Nazaret y que se iba a poner en ello. Al cabo de unas horas, me vino a buscar con un folio en la mano y me dijo: «Menos mal, Nuria, ya tengo el esquema, ahora solo tengo que desarrollarlo». Yo me quedé sin palabras. Escribir un artículo científico era algo que no entraba en mis horizontes, me parecía propio de grandes profesores y especialistas. Y, por si esto fuera poco, Mercedes había ideado el esquema en un abrir y cerrar de ojos.

Cada vez estaba más convencida de que «esta chica prometía». Inteligente, creativa, innovadora, incansable y siempre dispuesta a colaborar. Así era (y sigue siendo) Mercedes. Mientras estudiaba en el Bíblico, terminó y defendió la tesis en Psicología, completando así la carrera que había iniciado en la Pontificia Universidad de Salamanca en 1989. Escribió la tesis «Proceso del yo-alma en Las Moradas de SantaTeresa: dinámica e interpretación psicológica» para, a continuación, retomar los cursos de licencia en el Bíblico.

Unos años más tarde, en 1996, obtuvo el doctorado en Teología Bíblica con la calificación de summa cum laude en la Pontificia Universidad Gregoriana con la tesis «Ungido para la vida: exégesis narrativa y teología de Mc 14,3-9 y Jn 12,1-8». Y si de distinciones hablamos, el 19 de marzo de 2017 recibió el premio a «La libertad en la Iglesia» conferido por la Fundación Herbert-Haag, Lucerna (Suiza), por su trabajo a favor de la igualdad real de mujeres y varones en la Iglesia y en la sociedad.

Su actividad como docente es muy rica y variada. Ha impartido clases en las Facultades de Teología (1992-2000) y de Psicología (1993-2007) en la Pontificia Universidad de Salamanca, en el Instituto de Ciencias Catequéticas San Pío X de Madrid (1990-1995), en el Instituto Superior de Ciencias Morales de Madrid (1996-2000), en el Máster de Ciencias Religiosas de la Universidad Pontificia de Comillas (1998-2004) y en el Departamento de Filologías Integradas de la Facultad de Filología de la Universidad de Sevilla (2006-2007). Desde 2014 es Profesora honorífica de la Universidad Complutense de Madrid, a propuesta del Departamento de Estudios Hebreos y Arameos de la Facultad de Filología.

Podría seguir mencionando sus innumerables conferencias y actividades (para sus publicaciones, cf. el apartado al final del volumen), pero el elenco sería interminable. Prefiero concluir este repaso de recuerdos y sueños compartidos agradeciendo a Mercedes todo lo que ha pensado, escrito, publicado, organizado y creado para la difusión de la Palabra y, de manera especial, en favor de la mujer. Ella es, sin duda, un estímulo para las futuras generaciones. Este volumen es un signo de agradecimiento para una biblista feminista española que ha dejado huella. Por muchos años.

Nuria Calduch-Benages

Volver arriba