60 aniversario de la ordenación sacerdotal del fundador de Mensajeros de la Paz Padre Ángel: “Las iglesias deben estar abiertas, si no parecen museos”

El Padre Ángel, en sus bodas de diamante sacerdotales
El Padre Ángel, en sus bodas de diamante sacerdotales

"En la historia de la humanidad siempre hubo guerras, conflictos, tsunamis, terremotos y siempre hemos salido a flote. Tenemos que luchar por salir de esta crisis y estar en activo para que todo vaya bien"

“A veces creo que es necesario que pasen algunas generaciones para que vuelvan aquellos políticos que nos ilusionaban. Estamos escasos de gente que ilusiona y arrastre. Si no sucede en la generación actual, quizás llegue en la próxima”

“La iglesia de San Antón es la única que abre 24 horas para que la gente pueda ir, debería haber más iglesias así. Hemos querido que sea una isla de paz, ese lugar de consuelo, donde se puedan curar las heridas"

Sacerdote y presidente fundador de la ONG Mensajeros de la Paz, el padre Ángel, Ángel García Rodríguez (Mieres, Asturias, 1937) celebra seis décadas de sacerdocio en vísperas de una Semana Santa que viene marcada, por segundo año consecutivo, por la pandemia global del coronavirus.

A sus 84 años de edad, el párroco ha confesado que todavía se siente lleno de ilusión y con capacidad de soñar. “Creo que las personas tenemos que soñar y hacerlo muchas veces. Uno sigue soñando a pesar de que tenga más de 80 y muchos años”, ha dicho en El Replicante

El padre Ángel se ha erigido durante todas estas décadas como un referente imprescindible de la lucha por la inclusión social de los colectivos más desfavorecidos. Lo hace desde la ONG que preside —fundada en 1962 y con presencia más de 50 países de todo el mundo— y desde su iglesia de San Antón, de Madrid, cuyas puertas siempre están abiertas para aquellos que necesitan bienes de primera necesidad.

Cardenal Osoro y Padre Ángel
Cardenal Osoro y Padre Ángel

Precisamente durante estos más de 13 meses de pandemia, los colectivos más vulnerables han visto empeorar su situación gravemente en medio de la fuerte crisis socioeconómica desencadenada por la crisis sanitaria. Por ello, el prelado sufre por los caídos durante la pandemia y vive con mucha intranquilidad y pesar el momento actual, pero también "con una luz de esperanza” a raíz de la llegada, por fin, de la tan esperada vacuna. "En la historia de la humanidad —afirma— siempre hubo guerras, conflictos, tsunamis, terremotos... y siempre hemos salido a flote. Tenemos que luchar por salir y estar en activo para que todo vaya bien".

En el contexto feroz en que vivimos, el padre Ángel se suma a la desafección de la sociedad para con la clase política. "A veces creo que es necesario que pasen algunas generaciones para que vuelvan aquellos políticos que nos ilusionaban, que llenaban mítines... pero esto pasa en la política, en la iglesia, en el fútbol, en el arte o la cultura. Estamos escasos de gente que ilusiona y arrastre. Si no sucede en la generación actual, quizás llegue en la próxima".

El Papa saluda al padre Ángel.
El Papa saluda al padre Ángel.

En clara sintonía con el papa Francisco, el sacerdote defiende el modelo de iglesia abierta las 24 horas. No en vano, su iglesia de San Antón tiene, desde finales de 2019, una réplica en Roma. "Este Papa defiende que las iglesias deben estar abiertas, si no parecen museos. La de San Antón es la única que abre 24 horas, en todo el mundo, para que la gente pueda ir, debería haber más iglesias así. Hemos querido que sea una isla de paz, ese lugar de consuelo, donde se puedan curar las heridas", afirma.

Por una Iglesia mejor informada

Volver arriba