Junto a ellos, peregrinaron un centenar de funcionarios, capellanes y voluntarios de prisiones 110 reclusos de prisiones españolas peregrinan a Santiago

Reclusos de prisiones españolas culminan el Camino de Santiago
Reclusos de prisiones españolas culminan el Camino de Santiago

La iniciativa fue puesta en marcha por el departamento de Pastoral Penitenciaria e involucró a más 100 detenidos que recorrieron distintas rutas jacobeas

"Nos hemos sentido capaces de volver a nuestras vidas con confianza" fueron algunos de los sentimientos compartido

Expresaron con agradecimiento, la felicidad que puede dar simplemente caminar con una mochila y la oportunidad y confianza que ha supuesto poder participar en esta iniciativa

Finalizada la jornada, volvieron cada uno de sus lugares de origen, aunque, según reconocieron, con las mochilas más vacías después de haber dejado en el camino muchas de sus cargas

(Vatican News).- Se dieron cita en Santiago los 110 detenidos procedentes de 15 prisiones españolas que este fin de semana peregrinaron por el Camino de Santiago. Organizados en 13 grupos, los reclusos recorrieron distintas rutas jacobeas, en una iniciativa promovida por el departamento de Pastoral Penitenciaria, informa la Conferencia Episcopal Española. Junto a ellos, peregrinaron un centenar de funcionarios, capellanes y voluntarios de prisiones.

Recuperar la confianza

Partiendo del Monte del Gozo, punto de encuentro del sábado 1 de octubre, se desplazaron a San Martín Pinario donde tuvo lugar un momento de convivencia con el obispo responsable y el director del departamento, Mons. Fernando García Cadiñanos y Florencio Roselló. Uno de los momentos más emotivos de la jornada fueron los testimonios de 11 de los peregrinos participantes en la peregrinación.

“Nos hemos sentido capaces de volver a nuestras vidas con confianza” fueron algunos de los sentimientos compartidos. Asimismo, expresaron con agradecimiento, la felicidad que puede dar simplemente caminar con una mochila; y la oportunidad y confianza que ha supuesto poder participar en esta iniciativa que algunos calificaron como “un trofeo” que no se puede olvidar.

Dejar las cargas en el camino

Con aplausos demostraron también el agradecimiento para todos los que les acompañaron en este camino y les acompañan también en su día a día en el camino dentro de la cárcel.

Después de esta “parada” festiva, el Camino culminó por la tarde con la Misa del Peregrino, presidida por el arzobispo de Santiago, Mons. Julián Barrio.

Finalizada la jornada, volvieron cada uno de sus lugares de origen, aunque, según reconocieron, con las mochilas más vacías después de haber dejado en el camino muchas de sus cargas.

Peregrino
Peregrino

Boletín gratuito de Religión Digital
QUIERO SUSCRIBIRME

Volver arriba