El libro, publicado por Tirant humanidades, recoge las ponencias del XLI Curso de la Catedra Jose Antonio Romero 'Ética cristiana y ciudadanía global': ante los tiempos de ruido y furia

El libro Ética cristiana y ciudadanía global recoge las ponencias del XLI Curso de la Catedra Jose Antonio Romero y acepta el desafío desde la urgencia de una ciudadanía global y a la luz de la encíclica Fratelli tutti del papa Francisco

Atravesamos, como dice el libro en su contraportada, tiempos de ruido y furia, de polarización social, tiempos en los que el yoismo impide la construcción de un nosotros inclusivo y declara con todo cinismo que hay vidas que no importan

Junto a ello el ejercicio de la libertad sin responsabilidad conforman un paisaje deshumanizador, en guerra contra la vida

Escrito por José Lorenzo, Sebastián Mora, Victoria Camps, Elisa Estévez, Pepe Laguna, Pedro Serrano, Emma Martínez, Luis Aranguren, Carlos García Andoain, Carlos Ballestero y Santiago García Mourelo, es sobre todo un libro lleno de esperanza que anima y empuja a la transformación social y al compromiso por otro mundo posible

El libro Ética cristiana y ciudadanía global recoge las ponencias del XLI Curso de la Catedra Jose Antonio Romero y acepta el desafío de abordar algunos de los retos más significativos que la actual realidad sociopolítica española plantea a la ética cristiana desde la urgencia de una ciudadanía global y a la luz de la encíclica Fratelli tutti del papa Francisco.

Atravesamos, como dice el libro en su contraportada tiempos de ruido y furia, de polarización social, tiempos en los que el yoismo impide la construcción de un nosotros inclusivo y declara con todo cinismo que hay vidas que no importan.

Junto a ello el ejercicio de la libertad sin responsabilidad conforman un paisaje deshumanizador, en guerra contra la vida. Este es sin embargo también el escenario apremiante que urge a la ética cristiana al anuncio y la denuncia, a un rearme moral en la práctica del reconocimiento de la dignidad inalienable de los seres humanos y la casa común, a la eco justica y anhelo de fraternidad para todos y todas los que vivimos en un mismo mundo. De eso trata en definitiva este libro, que más allá de la crudeza del contexto es sobre todo un libro lleno de esperanza que anima y empuja a la transformación social y al compromiso por otro mundo posible.

Desde una mirada compasiva y crítica al contexto en el primer capítulo el periodista Jose Lorenzo analiza el cambio social sin precedentes que está hipotecando nuestro futuro y generando más de 11 millones de pobres, con la complicidad de una ciudadanía desconfiada individualista y meritocrática. La deriva de una democracia cada vez más amenazada por el autoritarismo y los populismos, es otros de los rasgos analizados por este autor. Frente a ello la propuesta de Francisco con Fratelli Tutti es un grito de esperanza un novum desconcertante que desgraciadamente no ha bajado demasiado a las bases ni a las iglesias locales, muchas de las cuales se mantienen en la ideología del volver atrás. La necesidad de asumir la dimensión política y liberadora de la fe cristiana, así como la evangelización cuerpo a cuerpo se convierten en una urgencia irremplazable.

"El periodista José Lorenzo analiza el cambio social sin precedentes que está hipotecando nuestro futuro y generando más de 11 millones de pobres, con la complicidad de una ciudadanía desconfiada individualista y meritocrática"

En el capítulo segundo la filósofa Victoria Campsreflexiona sobre la necesidad de pensar la ética después de la pandemia desde las urgencias a las que debemos enfrentarnos. Entre ellas destaco:

La necesidad de abandonar el paradigma y el mito de la autosuficiencia y adentrarnos en el de la interdependencia, sin la cual es imposible la vida

El valor emergente del cuidado, como una obligación moral y un derecho de de todos y todas.

La necesidad de que los estados no estén subordinados a los imperativos del mercado al cuidado de la vida poniéndola en el centro, especialmente la más vulnerados

Repensar el significado de la libertad, la libertad que se ejerce en el olvido de la projimidad no hace sino generar víctimas

Otro desafío importantísimo que nos plantea el libro es el de ciudadanía global y lo hace de la mano de Sebastián Mora, desentrañando este concepto, sus límites y posibilidades y desafiándonos a construir una ciudadanía si fronteras y la urgencia de una gobernanza global.

"La filósofa Victoria Camps reflexiona sobre la necesidad de pensar la ética después de la pandemia desde las urgencias a las que debemos enfrentarnos"

Por su parte el capítulo 4 es un capítulo de gran hondura teológica en el que la biblista Elisa Estévez expone las aportaciones de las comunidades cristianas marginales y sus aportaciones al ethos del mundo antiguo como una referencia fundamental de por donde debería hoy la presencia profética de los cristianos y cristianas en nuestras sociedades:

Algunas de estas características son: la fe en un Dios vulnerable, el cuidado responsable de las personas y grupos más violentados por el sistema, Uso social y puesta en común de los bines, compartir con quienes padecen más necesidad, un modo alternativo de vivirla profesión, la sobriedad de vida y la práctica de la hospitalidad.

Por su parte Pepe Laguna en el capítulo quinto desarrolla la concepción del paradigma y la cultura del cuidado frente a la ficción peligrosa de la autosuficiencia y el individualismo, planteando la necesidad de profundizaren una antropología homo vulnerabilis frente a la del homo sapiens, y depredador. Una cultura del cuidado inscrita en las luchas y sueños del ecofeminismo y que es imposible sin un proyecto político que reconozca la igualdad y la asimetría entre todos los seres humanos y con la naturaleza.

Tirando de esta urdimbre el economista Pedro Serrano aborda en el capítulo sexto el tema del cuidado en la economía y el dinero desarrollando la urgencia de una economía circular centrada en las 5 R: Reducir al máximo el consumo, reutilizar todo lo posible, reparar , reciclar y repartir.

Un capítulo muy necesario es también el que desarrolla la psicóloga y terapeuta Emma Martínez con el tema el cuidado el cuerpo. Eterno olvidado en la espiritualidad y teología cristiana, pese a que el cristianismo es la religión del cuerpo. La autora parte de una comprensión holística del cuerpo que supera todo dualismo abordando el cuidado desde diversos registros: somos seres corporales, somos un cuerpo físico, somos seres psico-sexuales, somos seres racionales, somos un cuerpo relacional y espiritual, somos un cuerpo cósmico. Cuidar el cuerpo propio y el de los y las demás supone atender, curar y capacitar todas estas dimensiones.

"Un capítulo muy necesario es también el que desarrolla la psicóloga y terapeuta Emma Martínez con el tema el cuidado el cuerpo. Eterno olvidado en la espiritualidad y teología cristiana, pese a que el cristianismo es la religión del cuerpo"

Tirando del hilo del cuidado el filosofo Luis Aranguren en el capítulo 8 desarrolla algunas propuestas ético-cristianas para la sociedad civil desmotando paradojas y mentiras existenciales que nos desarticulan y desmovilizan como sociedad generando una lógica de la crueldad. Frente a ello la ética cristiana nos urge a ensanchar y ampliar posibilidades que nos llevan a imaginar futuros alternativos donde la vida de los y las más vulneradas este en el centro y la experiencia de la injusticia se nos haga intolerable. Una propuesta ética identificada con la lógica del Samaritano que conlleva aupar al caído y hacer nuestro su sufrimiento buscando formas comunitarias de combatirlo construyendo amistad cívica y fortaleciendo practicas inclusivas. Para ello el auto prone entre otras vías: salir de la sociedad atrincherada y la deriva de los nuevos totalitarismos y atrevernos a formar parte de la comunidad de los conmovidos. Es decir, de una comunidad y una solidaridad que se constituye en torno a los propios colectivos excluidos y empobrecidos y generar comunidades de resistencia.

En el capítulo 10 Carlos García Andoain, teólogo y politólogo nos introduce en la relacione entre ética y política. El autor analiza la deriva de la crisis de la representación a la crisis del sistema político, la desconfianza de la ciudadanía hacia las élites y el peligroso ascenso de la ultraderecha en Europa y sus riesgos en el debilitamiento de las democracias. Frente a la actual crisis plantea algunas propuestas entre las que destaca: La necesidad de priorizar la cultura del encuentro y la amistad social en una realidad cada vez más quebrada y polarizada.

La urgencia de una ciudadanía más activa, critica y propositiva.

La responsabilidad de honestidad que ejerce un papel de control en la vida política

La integridad de los medios de comunicación y su responsabilidad para formar la opinión pública desde la transparencia y no la manipulación mediática.

Políticos a los que les duela el pueblo y que sirvan al bien común y nos sus intereses de sus partidos con ejemplaridad y honestidad.

Por su parte Carlos Ballestero en el capítulo 10, desarrolla una serie de propuestas desde la ética cristiana a la economía inspirada en las bienaventuranzas basada en el decrecimiento, la economía del bien común.

El libro termina con un capítulo a modo de recapitulación centrado en Jesús de Nazaret y la fraternidad universal como fundamento cristológico y praxis cristiana, de la mano del Santiago García Mourelo.

Desde la Catedra Chaminade estamos convencidos y convencidas a que la lectura este libro nos ayudara en a tener una mirada más conmovida y critica sobre la realidad y a abrirnos con esperanza a un futuro que pide nuestra responsabilidad.

Etica cristiana y ciudadania global
Etica cristiana y ciudadania global

Boletín gratuito de Religión Digital
QUIERO SUSCRIBIRME

Volver arriba