Durante una redada contra religiosas y religiosos católicos Seis religiosas y algunos diáconos, la mayoría tigreses, detenidos por las fuerzas policiales etíopes

Etiopía
Etiopía

Abrehet Teserma, de las Ursulinas de Gandino, fue detenida junto a otras cinco religiosas. La Madre Raffaella Pedrini, Superiora General de las Ursulinas de Gandino confirma la noticia

"Estamos en contacto permanente con la hermana Abrehhet Cahasai, superiora de nuestras cmunidades en Etiopía, para tener noticias de nuestra hermana detenida el pasado martes 30 de noviembre"

Tienen filiales en todo el país, algunas de ellas en las zonas del norte, escenario del terrible conflicto que asoló Etiopía hace poco más de un año: "En el norte tenemos tres casas, dos de las cuales, en Adigrat y Wukro, están en Tigray"

Abrehet Teserma, de 48 años, es profesora en la guardería de Shola, en Addis Abeba, una de las dos casas de la congregación en la capital etíope

(Agencia Fides) – “Estamos en contacto permanente con la hermana Abrehhet Cahasai, superiora de nuestras comunidades en Etiopía, para tener noticias de nuestra hermana detenida el pasado martes 30 de noviembre, junto con otros cinco religiosos y algunos diáconos. Hay mucha preocupación por su destino. No tenemos noticias y aún no podemos entender el motivo de tal acto”.

Así lo explica, contactada por la Agencia Fides, la Madre Raffaella Pedrini, Superiora General de las Ursulinas de Gandino, confirmando que las fuerzas policiales etíopes, el pasado 30 de noviembre, organizaron una redada contra las religiosas y religiosos católicos, llevándose detenida, entre otros, a su hermana Abrehet Teserma, de las Ursulinas de Gandino.

Abrehet Teserma, de 48 años, es profesora en la guardería de Shola, en Addis Abeba, una de las dos casas de la congregación en la capital etíope. Las Ursulinas de Gandino, presentes en el país desde 1967, dedican la mayor parte de sus actividades a la enseñanza y la asistencia sanitaria. Tienen filiales en todo el país, algunas de ellas en las zonas del norte, escenario del terrible conflicto que asoló Etiopía hace poco más de un año. En Adigrat, uno de los principales centros de la misión, capital del Estado de Tigray, además de una casa para aspirantes a religiosos, tienen dos guarderías, una escuela primaria y otra media, y acogen a unos 1.400 alumnos. “En el norte tenemos tres casas, dos de las cuales, en Adigrat y Wukro, están en Tigray.

Hace tiempo que no podemos hablar con nuestras hermanas de allí. No tenemos contacto ni noticias. Para informarnos, solíamos leer la prensa, que está al día de los acontecimientos y puede encontrar noticias más fácilmente que nosotros. Por lo demás, nos mantenemos en contacto regular con nuestra superiora allí, la hermana Abrehhet Cahasai, que solía darnos información en esta situación crítica. También habíamos hablado con ella recientemente y no teníamos ningún indicio de peligro inminente, nunca imaginamos que se produjera una detención”.

Además de la hermana Abrehet Teserma, han sido detenidas cinco religiosas de la Congregación de las Hijas de la Caridad de San Vicente de Paúl y dos diáconos. Según los observadores, el hecho de que las religiosas detenidas sean de etnia tigresa puede formar parte de una campaña de las fuerzas gubernamentales contra las personas de etnia tigresa, a los que se acusa de ayudar e instigar a los rebeldes del TPLF (Frente de Liberación del Pueblo Tigre) en todo el país.

Madre Raffaella Pedrini: "Nuestras hermanas en Etiopía son en su mayoría tigresas. Estamos muy preocupados por la suerte de estas hermanas y hermanos nuestros que han sido detenidos, y estamos en contacto con la otra congregación afectada por el suceso. Estamos pensando en ponernos en contacto con el secretariado de la Iglesia católica etíope"

Boletín gratuito de Religión Digital
QUIERO SUSCRIBIRME

Volver arriba