Francisco reza por las víctimas del atentado en dos mezquitas El Papa lamenta "los insensatos actos de violencia" en Nueva Zelanda

Una de las mezquitas atacadas
Una de las mezquitas atacadas

Osoro: Con especial fuerza en estos momentos, reivindiquemos el valor de la fraternidad humana"

Omella: "La religión bien entendida es modelo de fraternidad y de civilidad. Recemos por todos ellos"

El brutal atentado contra dos mezquitas en Nueva Zelanda ha causado conmoción y dolor en el mundo entero, independientemente de la pertenencia religiosa. Así, el Papa Francisco ha enviado un telegrama de pésame a las víctimas del tiroteo de Cristchurch, en el que muestra su tristeza "por los insensatos actos de violencia".

Del mismo modo, el Papa muestra a todos los neozelandeses, y en especial a la comunidad musulmana, su "solidaridad de todo corazón" frente a los atentados. En el mensaje, transmitido a través del secretario de Estado, Pietro Parolin, Francisco "reza por la curación de los heridos, el consuelo de quienes sufren la pérdida de sus seres queridos y por todos los afectados por esta tragedia”.

Osoro, consternado

Desde España, las condolencias no han tardado en llegar. Así, el arzobispo de Madrid, Carlos Osoro, ha expresado su "consternación" por los "execrables" atentados en dos mezquitas en la localidad de Christchurch, en Nueva Zelanda, que han dejado al menos 49 personas muertas y 20 heridos graves.

"Consternado por los execrables atentados en dos mezquitas en Nueva Zelanda, rezo por las víctimas y sus familias", subraya el cardenal Osoro en un mensaje publicado este viernes en su cuenta de Twitter.

Además, el arzobispo hace un llamamiento a la "fraternidad" frente a estos ataques. "Con especial fuerza en estos momentos, reivindiquemos el valor de la fraternidad humana", añade.

Por su parte, el cardenal de Barcelona, Juan José Omella, se declaró "totalmente consternado por el asesinato, esta madrugada, de decenas de personas en el interior de dos mezquitas en Nueva Zelanda". "La religión bien entendida es modelo de fraternidad y de civilidad. Recemos por todos ellos", concluyó.

Volver arriba