27 de noviembre: Jornada de oración por Etiopía en el "Espíritu de Asís" Monseñor Sorrentino: "Necesitamos 'oraciones y acción' para que la paz regrese Etiopía"

Refugiados en la zona del Tigray
Refugiados en la zona del Tigray

Monseñor Domenico Sorrentino invita a los fieles a rezar por la paz en Etiopía en medio del conflicto entre las autoridades federales y el gobierno local de la región del Tigray

"Si la paz no es sólo la ausencia de guerra, también rezaremos para que la propagación de la pandemia termine lo antes posible"

Se cree que cientos de personas han muerto en el conflicto de Etiopía y varios cientos de miles de etíopes han huido para salvar sus vidas al país vecino, Sudán

(Vatican News).- Los cristianos de todo el mundo están invitados este mes a rezar por la paz en las zonas del mundo que están en conflicto, en particular por Etiopía, donde la oleada de enfrentamientos en la región del Tigray ha durado por varias semanas.

Este fue el llamamiento del obispo Domenico Sorrentino de la diócesis de Asís-Nocera Umbra-Gualdo Tadino, en Italia, en una declaración publicada el jueves.

Monseñor Sorrentino también anunció la reanudación de las oraciones mensuales por la paz que se realizan en Asís, inspiradas en el histórico encuentro interreligioso por la paz celebrado en esta misma ciudad, el 27 de octubre de 1986.

El Papa hace un llamamiento a la paz en Etiopía y Libia

En aquella ocasión, el Papa San Juan Pablo II acuñó la expresión "Espíritu de Asís" expresando su deseo de trabajar con líderes religiosos de diferentes creencias por la paz en el mundo. La ciudad de Asís en el centro de Italia es el lugar de nacimiento de San Francisco y es conocida como "La ciudad de la paz".

Desde entonces se ha convertido en un lugar simbólico en las continuas invitaciones de la Iglesia para construir la paz y la fraternidad universal.

Oraciones por Etiopía

Por su parte, el obispo Sorrentino pidió "oraciones y acción" de diferentes religiones para que la paz sea restaurada en la región del Tigray en Etiopía.

El prelado explicó que la población de la región "vive en una situación de gran inestabilidad entre las represalias de los grupos armados y la intervención del ejército nacional". Este conflicto, advirtió el obispo, "corre el riesgo de extenderse a toda la región del Cuerno de África" ya que algunas naciones que se aprovechan de la confusión podrían "avivar las llamas del conflicto, haciéndolo aún más destructivo".  

El Obispo también destacó el ya difícil sistema económico de la nación, cuyos efectos negativos se ven exacerbados por los trastornos causados a causa de la pandemia del Covid-19.

"Si la paz no es sólo la ausencia de guerra, también rezaremos para que la propagación de la pandemia termine lo antes posible", dijo el obispo Sorrentino.

Conflicto y refugiados

El actual conflicto de Etiopía se desató en agosto después de que el gobierno dirigido por el Primer Ministro Abiy Ahmed reprogramara las elecciones nacionales hasta el año próximo citando como razón la actual pandemia de Covid-19. Los líderes de la región del Tigray, alegando que el aplazamiento era la estrategia del Primer Ministro para prolongar su permanencia en el cargo, organizaron sus propias elecciones en septiembre.

El gobierno nacional etíope, en represalia, impuso sanciones a la región del Tigray y desencadenó una serie de recriminaciones entre el gobierno federal y el gobierno regional. A principios de este mes, el Primer Ministro anunció una ofensiva contra el Tigray. También puso un ultimátum de 72 horas, el domingo pasado, para que el Frente de Liberación Popular del Tigray (TPLF) deponga las armas o se enfrente al asalto de Mekelle, la capital regional del Tigray.

Se cree que cientos de personas han muerto en el conflicto y varios cientos de miles de etíopes han huido para salvar sus vidas al país vecino, Sudán.

El "Espíritu de Asís"

Hace poco más de treinta y cuatro años, el 27 de octubre de 1986, líderes espirituales de diferentes religiones se reunieron con el Papa Juan Pablo II en Asís, Italia, para rezar. El Papa reunió a los líderes con ocasión de una "Jornada Mundial de Oración por la Paz" para promover el diálogo interreligioso, el ecumenismo y la paz.

El 20 de octubre se celebró en Roma el 34º encuentro internacional de oración en el "Espíritu de Asís".

Volver arriba