La negativa de Woelki a publicar la investigación de abusos en su diócesis abre una nueva crisis en la Iglesia alemana Tim Kurzbach: "El arzobispo de Colonia ha fracasado como instancia moral"

Cardenal Woelki y Tim Kurzbach
Cardenal Woelki y Tim Kurzbach

La Iglesia católica alemana se enfrenta a una nueva crisis tras el rechazo del cardenal de Colonia a publicar un informe sobre abusos sexuales de menores por parte de miembros de su diócesis

El consejo diocesano de Colonia, que reúne eclesiásticos y laicos, retira su confianza a este responsable. "Los responsables deben asumir finalmente su responsabilidad", insiste Kurzbach, presidente del consejo

“Nos encontramos en la mayor crisis que la Iglesia ha vivido jamás. El arzobispo de Colonia ha fracasado como instancia moral”, denunció Tim Kurzbach, presidente del consejo diocesano de Colonia, que reúne eclesiásticos y laicos.

En consecuencia, el consejo decidió retirar su confianza a este responsable, monseñor Rainer Maria Woelki, un acto muy poco frecuente, condicionando la reanudación de una colaboración, en particular sobre el proyecto sinodal de modernización de la Iglesia, a la publicación de este estudio.

“Los responsables deben asumir finalmente su responsabilidad”, insistió Kurzbach.

La decisión recibió el apoyo del poderoso comité central de los católicos alemanes, que representa a los laicos en la Iglesia católica romana en Alemania.

El cardenal Woelki, un conservador, es criticado desde hace meses porque se negó a publicar un estudio independiente, encargado por él, sobre la posible responsabilidad de altos dignatarios de su arzobispado en abusos sexuales, provocando la ira de las víctimas.

Esta investigación, realizada por abogados de Múnich, se refiere a agresiones cometidas en su diócesis entre 1975 y 2018.

Justificó esta decisión por la protección de los datos de las personas citadas y, según él, por la falta de independencia de los investigadores que llevaron a cabo el estudio sobre la diócesis de Colonia, la más grande del país.

Volver arriba