"No, la iglesia alemana no se rompe. Se pone en camino, también por medio del Camino Sinodal" 500 años de la Reforma: ¿teme el Papa la ruptura de la Iglesia?

francisco y lutero
francisco y lutero

"El Camino Sinodal crea cierta incertidumbre en el Vaticano, entre quienes recuerdan que de Alemania partió hace medio milenio la Reforma"

El Camino Sinodal surgió como respuesta a la publicación hace ya diez años del informe de abusos sexuales en la iglesia alemana

Unos no cambian y quieren seguir en lo conocido que les ofrece seguridad. Otros se abren a formas nuevas de vivir la fe común pero desde las realidades de hoy y con proyección de futuro

Katharina Norpoth:  "Hay que cambiar mucho en las estructuras y sobre todo en la estructura de poder”

Hay cristianos en la iglesia de Alemania que están poniéndose nerviosos al oír hablar del Camino sinodal y de los temas que se están tratando en él. Más todavía en el Vaticano. Recuerdan que de Alemania partió hace 500 años la reforma protestante.

Mirando hacia atrás, ahora vemos que entonces era necesaria una reforma. Encontramos muchas razones a por qué se llegó a esa ruptura. ¿Faltó un diálogo sincero y abierto a lo que el Espíritu quería en ese momento de la historia? ¿Faltó paciencia para esperar y respetar los convencimientos de  las distintas partes?  

Nadie quiere una separación cuando hoy se está haciendo camino de acercamiento de las distintas iglesias cristianas. Pero quien mira con mente clara la realidad de la iglesia católica, no puede hacer otra cosa que buscar hoy caminos nuevos que lleven a una reforma más evangélica, es decir desde el Evangelio.

Bendición de parejas homosexuales, ¿es posible en la Iglesia?
Bendición de parejas homosexuales, ¿es posible en la Iglesia?

El Camino Sinodal crea cierta incertidumbre en el Vaticano.

¿Posiciones demasiado atrevidas?

El jesuita Bernd Hagenkord, que dirigió la redacción en lengua alemana de Radio Vaticano hasta 2019, dice: "Yo sí que creo que el Papa está claramente preocupado porque la Iglesia católica pueda romperse también en algunas cuestiones conflictivas, pues alguna de las partes tiene posiciones muy atrevidas en algunas cuestiones".

Como ejemplos nombró la moral sexual, incluyendo el tema de la homosexualidad, y la ordenación de mujeres. Estos temas están en la agenda del diálogo de la reforma de la Iglesia católica en Alemania, en el Camino Sinodal.

El papa, en la audiencia concedida a monseñor Bätzing
El papa, en la audiencia concedida a monseñor Bätzing

La preocupación del Papa Francisco es la unidad de la Iglesia universal. Teme que se produzca un cisma en la Iglesia en ciertas zonas que emanan de Alemania.

Francisco sí anunció “más autonomía para las iglesias locales” al inicio de su pontificado en 2013, señaló Hagenkord, que es director espiritual en el Camino Sinodal. "Pero su ministerio es, en última instancia, de unidad". La autonomía puede desarollarse, dijo, creando una "unidad en la diversidad".

Es verdad que en general, el Vaticano mira "con cierta incertidumbre y nerviosismo" el Camino Sinodal.

 Con el debate sobre la reforma en la mesa, los obispos alemanes, junto con el Comité Central de los Católicos Alemanes (ZdK) quieren recuperar la confianza tras el escándalo de los abusos sexuales y de y avanzar en los debates internos de la Iglesia. Los temas del poder, la moral sexual, el modo de vida de los sacerdotes y el papel de las mujeres en la iglesia están en el punto de mira.

"Supervivientes de abusos"

Hay reformas que pueden y deben iniciarse dentro de la iglesia particular. El Camino Sinodal surgió como respuesta a la publicación hace ya diez años del informe de abusos sexuales en la iglesia alemana.

Iglesia católica de Alemania
Iglesia católica de Alemania

A Stefan Wiesel, sacerdote de la diócesis de Essen y miembro del Camino Sinodal, le impresionó que los afectados por los abusos pudieran hablar por primera vez. Tres miembros del recién formado Consejo de Víctimas de Abusos en la Conferencia Episcopal se presentaron en el foro como "supervivientes de abusos". Hablaron abiertamente de sus experiencias de abuso, lesiones, deficiencias en el proceso de reconciliación con el pasado, así como de sus vidas agobiadas después de todos los crímenes y delitos.

Para Stefan Wiesel y seguramente para muchos otros, se puso una vez más de manifiesto por qué se necesitaba urgentemente una nueva evaluación y cambios creíbles para ellos en los foros del Camino Sinodal y para el futuro de la Iglesia.

El jesuita Hagenkord abogó en la entrevista por debatir estas cuestiones también en el seno de la Iglesia universal. "Al fin y al cabo, no son problemas alemanes", dijo. 

Los más jóvenes esperan ya propuestas concretas

La joven de 29 años de Gelsenkirchen, Katharina Norpoth, dijo en el foro del Camino Sinodal: "Hay que cambiar mucho en las estructuras y sobre todo en la estructura de poder”. Abogó por intentar en el diálogo ponerse en la posición de la otra persona y respetarse mutuamente.

Norpoth ha observado que en el foro en la red "una y otra vez también ha habido declaraciones poco humanas", por eso hay que optar por más igualdad". Los miembros del Camino Sinodal deben lograr que tales declaraciones no sean aceptadas y posicionarse más claramente.

Colonia (Alemania)
Colonia (Alemania)

"Si queremos salir adelante y enviar una señal para fuera de que todos nosotros, como somos, nos estamos desarrollando como iglesia, necesitamos resoluciones concretas rápidamente", dijo Norpoth.

¿Tiene el Papa "una dramática preocupación" por el Sínodo?

El obispo emérito de Fulda Heinz Josef Algermissen, tras un encuentro con el Papa afirmó que Francisco habría expresado " dramática preocupación" sobre el Camino Sinodal de la Iglesia Católica en Alemania.

Preguntado el jesuita Hagenkord en la entrevista en la emisora domradio.de, dijo que Algermissen fue "poco prudente al decir que el Papa está en contra del Camino Sinodal y en contra de esto y de aquello".

"La conversación del obispo con el Papa fue muy corta y en alemán. Pero el Papa no habla alemán. Lo entiende, pero no es alguien que pueda expresar temas complejos en alemán", añadió Hagenkord, quien pidió ser "un poco cuidadosos" con respecto a la elección de las palabras atribuidas al Papa.

Como es normal, también en la Iglesia alemana existen diversas posiciones que se pueden enriquecer mutuamente. Hasta es necesaria la diversidad para poder mejorar la transmisión de contenidos en la fe. Siempre tienen que surgir impulsos nuevos si dejamos que el Espíritu actúe y renueve cada día un poco más esta querida iglesia en la que hay cabida para muchos y diferentes.

Unos no cambian y quieren seguir en lo conocido que les ofrece seguridad. Otros se abren a formas nuevas de vivir la fe común pero desde las realidades de hoy y con proyección de futuro.

No, la iglesia alemana no se rompe. Se pone en camino, también por medio del Camino Sinodal.

Por una Iglesia mejor informada.
Solo gracias a tu apoyo podemos seguir siendo un medio de referencia.
Hazte socio/a de Religión Digital hoy

Volver arriba