El sacerdote italiano fue secuestrado hace casi seis años por el Daesh en Siria El jesuita Dall'Oglio está vivo, y será liberado de inmediato

El jesuita romano Paolo Dall'Oglio, secuestrado por el Daesh en 2013
El jesuita romano Paolo Dall'Oglio, secuestrado por el Daesh en 2013

Las negociaciones para su liberación se han intensificado en los últimos días, según el periódico Al-Akhbar, cercano a Hezbollah

Los terroristas buscan canjear el religioso, un periodista británico y una enfermera neozelandesa por un salvoconducto desde su último bastión, en Baghuz

El jesuita romano Paolo Dall'Oglio, secuestrado en julio de 2013 en Siria por el Daesh, está vivo y su liberación, junto con la de otros rehenes occidentales, es inminente, según han apuntado fuentes kurdas recogidas por medios libaneses.

Según el periódico libanés Al-Akhbar, cercano al partido chiíta Hezbollah, las negociaciones para la liberación del padre Paolo y de los demás rehenes se han intensificado en los últimos días y ya se habría alcanzado un acuerdo de mínimos entre el Daesh y las fuerzas kurdo-sirias respaldadas por los Estados Unidos. Una de las fuentes citadas por Al-Akhbar indica que para la liberación de Dall'Oglio los terroristas habrían solicitado un salvoconducto que garantice la huida de algunos jefes yihadistas.

Fuentes eclesiales locales confirman a Fides que esta vez los rumores sobre el destino del jesuita podrían tener una base sólida porque se basan en lo que informaron los rehenes kurdos que aún quedan vivos del territorio en manos de las milicias de Daesh. Estos rehenes habrían confirmado que vieron al padre Paolo vivo junto con otros rehenes, incluido el periodista británico John Cantlie y una enfermera de la Cruz Roja de Nueva Zelanda.

Más de cinco años sin noticias del religioso

Aunque en estos momentos es delicado confirmar estas informaciones de ser cierto que se está negociando un rescate teniendo en cuenta además que se espera una ofensiva final en esta zona. Por otro lado, también podría poner en riesgo la vida de los rehenes y de los muchos civiles que todavía quedan en esa zona.

La intensificación de los ataques aéreos y de las operaciones militares invitan a no pensar en una solución humanitaria pacífica que pueda salvar el mayor número de vidas dado que el objetivo parece la derrota militar definitiva del Daesh. Solo en las últimas semanas y gracias a una tregua, miles de civiles e incluso familiares de los yihadistas lograron salir con vida de Baghuz.

La pista del padre Paolo Dall'Oglio se perdió el 29 de julio de 2013 mientras se encontraba en Raqqa. una ciudad de Siria controlada entonces por las milicias yihadistas de Daesh. El 30 de enero los familiares del padre Paolo fueron recibidos en audiencia privada por el Papa Francisco.

En todos estos años, las iniciativas públicas en todo el mundo han mantenido viva la atención sobre el destino del jesuita, iniciador en Siria de la comunidad monástica de Deir Mar Musa. El pasado 13 de febrero, la Asociación de periodistas amigos del padre Paolo Dall'Oglio organizó una procesión con antorchas en Roma.

Etiquetas

Volver arriba