Los ataques contra cristianos en la región son cada vez más frecuentes Yihadistas armados saquean e incendian un seminario católico en Burkina Faso

Destrozos en el seminario católico de Burkina Faso
Destrozos en el seminario católico de Burkina Faso

El ataque fue perpetrado por un grupo de terroristas que irrumpió en el seminario menor San Kisito de Bougui, en la diócesis de Fada N’Gourma

Prendieron fuego a dos dormitorios, destruyeros imágenes religiosas y amenazaron con volver

Los 147 seminaristas fueron a casas de familiares y permanecerán allí por lo menos una semana. Afortunadamente, no hubo muertes. El daño material al seminario, sin embargo, fue grande

Terroristas vandalizaron e incendiaron el seminario menor de San Kisito de Bougui, en la diócesis de Fada N’Gourma, en Burkina Faso.

La fundación pontificia Ayuda a la Iglesia Necesitada informó que una banda de unos 30 yihadistas armados perpetró el ataque la noche del 10 al 11 de febrero.

Los yihadistas llegaron en motocicletas alrededor de las 8 pm hora local. Prendieron fuego a dos dormitorios, una sala y un automóvil, además de robar otro. Los terroristas incluso destruyeron un crucifijo y le dijeron a la comunidad del seminario que no querían ver más cruces. Finalmente, expulsaron a los seminaristas y advirtieron que regresarían y matarían a cualquiera que encontraran allí.

Los 147 seminaristas fueron a casas de familiares y permanecerán allí por lo menos una semana. Afortunadamente, no hubo muertes. El daño material al seminario, sin embargo, fue grande.

Los vecinos de la localidad donde se encuentra el seminario están asustados. De hecho, buena parte de la población de Burkina Faso vive en estado de alarma desde hace tiempo, especialmente los católicos, víctimas de ataques relativamente frecuentes.

En mayo de 2019, un sacerdote y cinco laicos fueron asesinados durante un ataque a la iglesia de Dablo, en la diócesis de Kaya. En julio de 2020, el episcopado nacional emitió un comunicado oficial para expresar su preocupación por la inseguridad en el país. En enero de 2021, el padre Rodrigue Sanon fue encontrado muerto en la diócesis de Banfora, después de dos días de desaparición. En junio, un brutal ataque armado mató al menos a 138 personas en el pueblo de Solham.

Burkina Faso se encuentra en África Occidental, una región que sufre la acción de terroristas islámicos como el grupo fanático Boko Haram. Uno de los países más afectados en la región por este flagelo es Nigeria.

Volver arriba