"Ataque" al profesorado y a la asignatura de religión Denuncia de la coordinadora estatal de plataformas de religión

Denuncia de la coordinadora estatal de plataformas de religión
Denuncia de la coordinadora estatal de plataformas de religión

Los profesores de religión se sienten humillados por las autoridades en materia de Educación del Gobierno

Denuncian posibles despidos encubiertos y el camino hacia una precarización de las condiciones laborales

Valoran el nuevo diseño curricular que se plantea para religión pero ven imposible impartirlo por la reducción de la carga horaria impuesta

Exigen a las diversas administraciones estatales y autonómicas un acuerdo en materia educativa y laboral para los profesores de religión.

Nos hacemos eco de la nota íntegra. 

NOTA DE LA COORDINADORA ESTATAL DE PLATAFORMAS DE RELIGIÓN 13 octubre de 2021

Ante la progresiva implantación de la LOMLOE que, de nuevo, supone un cambio en la configuración de la asignatura de Religión, la Coordinadora Estatal de Plataformas de Religión quiere manifestar lo siguiente: 

1.- Sentimos que, una vez más, esta asignatura está siendo regulada en una ley educativa, no tanto por criterios pedagógicos, sino más bien por una ideología que niega a las familias que así la elijan una formación en las escuelas en valores para sus hijos e hijas, y un acercamiento en clave cultural al hecho religioso tan presente en nuestra identidad europea. Creemos que se quiere excluir poco a poco el estudio de religión de las aulas, yendo curiosamente en dirección contraria al resto de Europa. 

2.- Nos sentimos humillados por el tratamiento que el Subsecretario de Educación, Sr. Gurrea, ha dado recientemente en una carta remitida a los sindicatos y a esta Coordinadora, respecto a las condiciones laborales del profesorado de religión. En ella, desprecia nuestra condición de empleados públicos y nos trata como agentes externos a los centros. De este modo evidencia, una vez más, el desconocimiento que tiene de la realidad de los centros públicos, donde el profesorado de Religión ejerce sus funciones docentes con total normalidad, únicamente alterada por los desatinos de ciertos responsables públicos. 

3.- Nos sorprende que el Subsecretario nos trate así, cuando esa no es la tradición de su partido, que siempre ha respetado nuestra condición de empleados públicos con todas sus consecuencias, e intentado mejorar las condiciones laborales, como lo hicieron en 2007 al pasar a tener contratos indefinidos. 

4.- Denunciamos que este tipo de planteamientos, y su plasmación en los decretos de la LOMLOE respecto a esta asignatura, puede llevar a miles de docentes de religión en centros públicos a un despido encubierto o a una precarización de las condiciones laborales, al reducir la carga horaria de la asignatura y no proponer ninguna medida alternativa de carácter laboral en los propios centros públicos. Recordamos que hay miles de docentes de Religión que siempre han trabajado en centros públicos y que, en muchos casos, están cercanos a la edad de jubilación. 

5.- Recientemente hemos conocido el nuevo currículo de religión. Parece que hay unanimidad en diversos sectores sociales para valorarlo de modo muy positivo y como una importante aportación de esta asignatura a la formación de nuestro alumnado. Nos preguntamos cómo podemos impartir un currículo tan atractivo si, a la vez, el Ministerio reduce al mínimo la carga horaria de la asignatura y obliga a tener contratos basura al profesorado que la imparte. 

6.- Invitamos a la Sra Ministra de Educación, Pilar Alegría, y a toda las personas responsables de Educación de las distintas CCAA, a que busquemos una consideración digna para la asignatura, y, junto con la representación sindical, una solución laboral para este colectivo, por cierto, mayoritariamente femenino. 

COORDINADORA ESTATAL DE PLATAFORMAS DE RELIGIÓN. (Andalucía, Aragón, Asturias, Castilla y León, Cataluña, Canarias, Comunidad Valenciana, Extremadura, Euskadi, Madrid y Navarra).

Non solum sed etiam 

Larga y tediosa la lucha de los profesores de religión y de las familias que reivindican un derecho reconocido en la Constitución, y todo porque quienes gobiernan solo parecen pensar en demostrar quien manda imponiendo sus criterios, no buscando el bien común. Y en ese bien común tendría que estar no privar a las nuevas generaciones de una formación sobre el hecho religioso, que, valga la redundancia es un hecho patente en la sociedad moderna: La sociedad no puede negar el componente espiritual del ser humano, sus diversas manifestaciones y la incidencia en todos los órdenes de la vida que tiene, para bien y para mal. Asistimos a un radicalismo de ideologías, también dentro de las religiones, y ¡lo único que se les ocurre es privar de una correcta formación del hecho religioso en las aulas!

La ignorancia es una de las causas que genera extremismos, la cultura los evita. 

Seguimos gobernados por las fobias y filias de los que tienen las mayorías parlamentarias. La política se mueve por el equilibrio de fuerzas de pequeñas dictaduras, no tenemos estadistas, solo políticos de chaqueta y corbata que procuran como primera medida siempre aumentar su sueldo. Anclados en épocas pretéritas donde sí, las clases de religión eran pura y dura doctrina católica, hoy lo que buscan es ser escuela de valores, y foros de entendimiento de un hecho, el hecho religioso, que forma parte de la historia de la humanidad desde sus orígenes

logo-fondo-blanco-morado

1

Volver arriba