"Fue un ser humano enorme. Nos trasladó su afecto y empatía cuando otros no lo hicieron" Juan Cuatrecasas: "Ángel Unzueta se portó siempre como pastor y no como príncipe de la Iglesia"

Unzueta con Francisco
Unzueta con Francisco

"Conocí a Ángel a causa de los delitos de pederastia en la Iglesia católica. Más concretamente cuando esa durísima experiencia entró en mi hogar y familia en la persona de mi hijo"

"Honrar su memoria no es solo mi objetivo y el de mi familia, es cumplir con un merecimiento"

"Donde esté seguirá de algún modo con la misma misión que tuvo en vida, la de la justicia social y el cariño"

"Ángel Unzueta, Goian Bego. Descanse en paz. Esta familia se suma a honrar la memoria de un gran hombre"

Conocí a Ángel a causa de los delitos de pederastia en la Iglesia católica. Más concretamente cuando esa durísima experiencia entró en mi hogar y familia en la persona de mi hijo siendo un profesor del colegio Gaztelueta, numerario del Opus Dei, quien perpetró ese terrible delito contra el siendo un niño. Ángel Unzueta era un hombre cercano, empático, con ese detalle del llevar escrito en la frente y en su mirada y gestos el cariz de buena persona, un auténtico pastor de la Iglesia.

Hoy me ha llegado la noticia de su fallecimiento y siendo breve y dado que no he podido despedirme de él como me hubiese gustado, quiero agradecerle allá donde esté, esa cercanía hacia nosotros, esas llamadas durante los últimos años y en diversas etapas del caso Gaztelueta, para trasladarnos su afecto y empatía cuando otros no lo hicieron. Ese preguntar siempre por la salud física y emocional de la víctima, cuando a otros no les importó ni les importa y callaron o incluso menospreciaron e insultaron a la víctima con aberrantes calificativos. Ángel se portó siempre como pastor y no como príncipe de la Iglesia

Honrar su memoria no es solo mi objetivo y el de mi familia, es cumplir con un merecimiento. “La muerte no es más que un cambio de misión”, tal como afirmó Tolstoi. Estoy seguro que Ángel donde esté seguirá de algún modo con la misma misión que tuvo en vida, la de la justicia social y el cariño y cercanía incondicional con los más vulnerables. Su recuerdo y su legado son desde luego un ejemplo para todas y todos quienes le conocimos. Sea o no desde un punto de vista cristiano.

Arian, arian, zehetzen da burnia. Ángel Unzueta, Goian Bego. Descanse en paz. Esta familia se suma a honrar la memoria de un gran hombre, un enorme ser humano.

Volver arriba