VOZ no hay más que una y se invoca como EVANGELIO "VOX" subió al púlpito

Manifestación contra el aborto. Madrid
Manifestación contra el aborto. Madrid

"'VOX' desde sus inicios y 'ab ovo gémino', 'sentó sus reales' en la cátedra, aunque de vez en cuando, con mayor solemnidad y prosopopeya. Como aconteció recientemente en España"

"Y ascendió a los titulares: 'VOX y la derecha ultra católica protestan en Madrid contra la ley del aborto'… Reseñar que la condena tendrá que extenderse a quienes fabrican armas y los financiadores de tales empresas de muerte"

"Pese al clima de auténtica y fervorosa 'cruzada' auspiciada hasta oficialmente por la misma Conferencia Episcopal, la manifestación no fue muy notoria y tampoco detectó la presencia de ningún obispo, ni siquiera emérito"

"Embarcar y embaucar, -ellos, los obispos, se quedaron en sus respectivos palacios-, viendo la 'corrida' desde el callejón, no parece serio elegante, ejemplar, ni cristiano"

No es que antes esta sigla política, “religiosizada” o sin “religiosizar”, no hubiera subido a la cátedra sagrada del púlpito de no pocas iglesias, Hojas Parroquiales o Diocesanas , exhortaciones y homilías . “VOX” desde sus inicios y “ab ovo gémino”,“sentó sus reales” en ellas, aunque de vez en cuando, con mayor solemnidad y prosopopeya, cosa que aconteció recientemente en España y que, convertida en noticia, ascendió a los titulares de los medios de comunicación social, con caracteres como este: "VOX” y la derecha ultra católica protestan en Madrid contra la ley del aborto”. En el subtítulo se especifica que la protesta se extiende también a la falta de respeto a la familia tradicional y a sus valores, al igual que a la carencia o déficit de instrucción religiosa, mentando y apuntando una vez más a la asignatura de la Religión en los centros públicos de enseñanza.

Manifestación contra el aborto

De pleno acuerdo con el apartado referente al aborto y al respeto a la vida en general, huelga reseñar que la condena en cristiano tendrá que extenderse de por sí a quienes fabrican armas de las que hacen uso ejércitos cristianos para segar la existencia de jóvenes o mayores en la flor de la vida. También contra los financiadores de tales empresas de muerte, aunque sus dineros estén, o hayan estado, aureolados con la leyenda de “por la gracia de Dios”. A quienes -personas, instituciones u organismos- pueda aplicárseles la titularidad de “fabricantes de pobres”, serán acreedores a toda clase de condenas en esta vida y en la otra.

Y aconteció que, pese al clima propio de auténtica y fervorosa “cruzada” auspiciada hasta oficialmente por la misma Conferencia Episcopal -CEE- en un intento por convertir la referida “manifestación” en “procesión” ritual, el éxito “de tejas abajo”, no fue muy notorio, pasando desapercibido para muchos...

De los 20,000 asistentes que participaron en ella -según fuentes municipales- hasta el medio millón o más que magnificaron los “informadores religiosos” ruborizados ellos mismos, la conclusión primera de la que unos y otros tuvieron conciencia, fue, y es, la de que la mentira “piadosa” está en todas partes y se deja manejar a placer por el postor más generoso. Así somos de desgraciados, de insensatos, de ingenuos y de pecadores.

Aconteció asimismo – con escándalo, más que con sorpresa- de parte de muchos llegados de lugares lejanos a la capital de España, que en la “procesión”, tan recomendada jerárquicamente, y con tantas y tan perentorias razones sagradas, no se detectó la presencia de ningún obispo, ni siquiera emérito, de las diócesis de procedencia, revestidos con hábitos talares, y menos con los litúrgicos ,-báculos y mitras-, tal y como está mandado en actos de contenido religioso en los que la moral y el dogma -la doctrina- pueden exponerse a tan serios peligros.

Mani

La frase bíblica de “hacer lo que ellos-los Sumos Sacerdotes- digan, pero no lo que hagan”, es referencia humillante, indigna del cristiano y menos del revestido con signos episcopales dimanantes de la fuente semántica del “vigilante, cuidador y administrados prudente”. Embarcar y embaucar –“engañar a una persona aprovechándose de su inexperiencia o de su ingenuidad”- al pueblo santo de Dios, ellos -los obispos- se quedaron en sus respectivos palacios, viendo la “corrida” desde el callejón, lo que no parece serio elegante, ejemplar, ni cristiano.

VOZ no hay más que una y esta es, se llama y se invoca como EVANGELIO. Suplantarlo, aprovechando algunas de sus sílabas en beneficio propio o de los suyos y al margen de las interpretaciones fieles dimanantes del ejemplo y doctrina identificadas con el papa Francisco, es y equivale a exiliarse y a vivir al margen o en contra de la Palabra -Verbo y Voz- salvadora , encarnada en el homónimo del nacido en Asís , rebautizado pontificalmente con tal nombre.

(Es posible que en otra ocasión, y previa consulta al alado y omnisciente “Pegasus”, apuntemos los nombres de los miembros del Episcopado inscritos o adscritos a los de la VOX, que les prestaron la cátedra, el púlpito o algunos espacios de Televisión).

Manifestación

Boletín gratuito de Religión Digital
QUIERO SUSCRIBIRME

Volver arriba