Les deseamos de corazón un año de gracia, esperanza y amor ¡Religion Digital les desea un feliz y bendecido año 2021!

Un año de mierda... y un final esperanzador
Un año de mierda... y un final esperanzador

Un año de gracia, esperanza, misericordia y amor les deseamos, de corazón, a todos nuestros lectores, colaboradores y anunciantes. Sin ustedes, RD no sería lo que es: la página de referencia en la información religiosa en español en todo el mundo

Tras el 'aciago' 2020, necesitamos recuperar la esperanza en la sociedad y en la Iglesia

Con el viento a favor, en Roma y en España, del pontificado de Francisco que, a pesar de las resistencias, consolida una nueva primavera en la Iglesia. Y, desde aquí, queremos contribuir decididamente a ella

A la confianza de nuestros lectores seguiremos respondiendo en el 2021 con nuestra fidelidad sincera y sentida a los principios básicos que rigen nuestra labor: profesionalidad, independencia y pluralidad

Tras el 'aciago' 2020, necesitamos recuperar la esperanza en la sociedad y en la Iglesia. ¡Feliz año 2021! El deseo no por repetido deja de ser sincero. Un año de gracia, esperanza, misericordia y amor les deseamos, de corazón, a todos nuestros lectores, colaboradores y anunciantes. Sin ustedes, RD no sería lo que es: la página de referencia en la información religiosa en español en todo el mundo. Con cinco millones de visitas mensuales y más de 1 millón de usuarios únicos. Y una extraordinaria penetración tanto entre el público en general como entre los decisores. Gracias a todos y por todo. Especialmente a nuestros corresponsales y a nuestros blogueros-columnistas que, con sus análisis, marcan muchas veces la diferencia.

 El año que termina hemos seguido creciendo. Con nuevos anunciantes y con sonadas incorporaciones. Y con el viento a favor, en Roma y en España, del pontificado de Francisco que, a pesar de las resistencias, consolida una nueva primavera en la Iglesia. Y, desde aquí, queremos contribuir decididamente a ella. Porque, como reza nuestra letanía, nadie puede parar la primavera en primavera.

A la confianza de nuestros lectores seguiremos respondiendo en el 2020 con nuestra fidelidad sincera y sentida a los principios básicos que rigen nuestra labor: profesionalidad, independencia y pluralidad. Se cuenta todo y se dice todo. La información sólo pasa por el tamiz de los criterios periodísticos de profesionales independientes.

Religion Digital

Aquí no se silencia a nadie ni de la derecha ni de la izquierda eclesial o de las diversas sensibilidades eclesiales. Hay cabida para todos, incluso para los que se sitúan más en la frontera. Por ambos lados. Porque Iglesia católica somos todos. Y aquí nos lo creemos y lo practicamos desde hace ya más de 25 años.

Y abiertos también (y esperamos que cada vez más) a las demás religiones. Sobre todo, el protestantismo, el Islam y el judaísmo.

Porque ésas son también las claves de nuestro éxito. Y, porque, además, estamos convencidos de que, sólo así, podremos prestar un buen servicio a la profesión periodística, que seguimos entendiendo como una vocación y como un servicio público, a nuestros lectores, al universo religioso y a la propia Iglesia católica.

RD ha supuesto para nosotros durante el año que termina un sinfín de satisfacciones y algunos problemas. El más doloroso, ver cómo algunos comentaristas de las noticias, escudados en el anonimato, realizan comentarios ofensivos y llenos de odio y rencor contra los católicos que defienden otras ideas.

Son los 'haters' u odiadores profesionales online, que, por desgracia, proliferan en España, donde la derecha eclesiástica se ha unido a la política, para intentar acabar con el pontificado de Francisco y sus reformas evangélicas. Y lo peor es que cuentan con la ayuda y la 'bendición' de unos 30 obispos.

Iglesia en salida

Los talibanes de la Red no tienen piedad y destilan odio hacia sus correligionarios más comprometidos. Ellos solos se descalifican e iremos afinando los sistemas de control de esos comentaristas-basura, conscientes, al mismo tiempo, de que el trigo y la cizaña crecen juntos.

Si ni siquiera respetan al Papa (ellos que se decían tan papistas), ¿cómo van a respetar a los demás? Con su proceder dejan en evidencia que su catolicismo es pura y simplemente ideología neocon disfrazada de seguridad doctrinal. 

Pero también hay satisfacciones. Y muchas. Nos satisfacen la múltiples llamadas y correos de eminentes purpurados, obispos, sacerdotes, misioneros, monjas o simples ciudadanos, para dar las gracias por una información o pedir un favor. O incluso, trabajo. Y sobre todo, consejos espirituales.

Feliz Año

Ésta es una especie de enorme parroquia virtual de más de cinco millones de personas, que, con nosotros, se alimentan informativa y espiritualmente. Así lo reflejan cientos de correos que nos llegan a diario. Para muestra, un botón: el correo del ex rector de la Universidad ecuatoriana de Guayaquil, Anastasio Gallegos:

Mi querido José Manuel y todo el equipo de RD: lo primero que leo todos los dias (antes era el periódico) es Religión Digital. Luego, vienen las otras lecturas. Esto es para mi RD, el desayuno; aunque a veces se me atraganta.
Quiero decirte y deciros en estos dias que vuestro trabajo llega a muchos, alimenta a muchos, sustenta a muchos que luchan por una Iglesia más parecida a Jesús. Nos pone en contacto y sentimos el latir de este gran corazón del mundo.
En Navidad los ángeles cantaron, pero, sobre todo, anunciaron. Es lo que hacéis vosotros cada dia y todo el grupo de quienes escriben, nos pasan alimento para seguir en el camino (prefiero la ruta) "durante cuarenta dias hasta el monte de Dios Horeb".
Bueno, amigos/as:¡¡¡¡¡¡¡¡Que el Niño de Belén os pague lo que hacéis!!!!!!!!

Un fuerte abrazo. Anastasio.

Dios ha llegado a la Red. Para quedarse. La información religiosa, que cada vez tiene menos espacio en los grandes medios tradicionales, ha encontrado acomodo, espacio y libertad en la Red de redes.

Feliz Año y que Dios los bendiga.

año 2020

Etiquetas

Volver arriba