Onésimo Cepeda quiso ser candidato por Fuerza México ¿Obispo o diputado? El obispo emérito de Ecatepec retira su candidatura

Obispo emérito de Ecatepec, ¿candidato a una diputación?
Obispo emérito de Ecatepec, ¿candidato a una diputación?

Yo jamás voy a abandonar el ministerio, sería como vender mi progenitura por un plato de lentejas"

Fuerza X México pretendía fichaje del polémico prelado quien renunció a su diócesis en 2012

La ley vigente dispone la separación material y definitiva del ejercicio ministerial por lo menos cinco años antes al día de la elección.

No será candidato. Tras haberse dado la noticia en donde se mencionaba que Onésimo Cepeda buscaría ser diputado local, el obispo emérito de Ecatepec anunció esta noche que tras ser notificado por el nuncio apostólico que de registrarse como precandidato perdería el obispado, decidió no seguir con su aspiración política.

Además, el obispo aseguró en la entrevista para Milenio Televisión que nunca renunciaría como ministerio de culto para entrar como funcionario. "Yo jamás voy a abandonar el ministerio, sería como vender mi progenitura por un plato de lentejas", declaró.

Por su parte, antes de retractar sus deseos políticos, el Episcopado de México se deslindaba de todo acto político que realizara el obispo emérito de Ecatepec, Onésimo Cepeda Silva, tras que intentara registrarse como precandidato a diputado local por el partido Fuerza por México. 

Onésimo Cepeda

A través de un comunicado, los obispos detallaron algunos de los cánones establecidos y que son aplicables a los clérigos, especialmente a obispos y sacerdotes. Entre ellos se destaca la prohibición a los clérigos de “aceptar aquellos cargos públicos, que llevan consigo una participación en el ejercicio de la potestad civil”.

Fuerza X México

El inicio de las campañas electorales ha destapado a personajes públicos y de la farándula para ocupar un sitio en cualquier cargo de representación popular. Ya trasciende otra polémica candidatura, la del obispo emérito de Ecatepec, Onésimo Cepeda Silva, quien sería postulado por la nueva agrupación política Fuerza X México.

Según se ha dicho, Cepeda podría competir por el distrito 21 local de la diócesis que encabezó y de la que fue primer obispo cuando fue creada en 1995 y a la que renunció en 2012. Desde entonces, el obispo emérito ha tenido más bien apariciones discretas y realizando un ministerio alejado de los reflectores públicos hasta el año pasado cuando el pasado agosto de 2020, en una discreta celebración compartida en redes sociales, festejó en su domicilio sus 25 años de vida episcopal cuando fue designado a un nuevo territorio el cual tuvo que picar piedra marcando un “antes y después” según su propio dicho en esa homilía de celebración de bodas de plata episcopales. 

El registro de la candidatura del obispo se daría este lunes 5 de abril por Fuerza México, partido político fundado en 2019, de ideología centroizquierda y más cargado hacia el proyecto ideológico-político de Andrés Manuel López Obrador.

Vocación tardía al sacerdocio, Cepeda fue ordenado en octubre de 1970 a la edad de 33 años después de una carrera empresarial y en el mundo de los negocios bursátiles al haber fundado la banca Inbursa y junto con el empresario Carlos Slim. Licenciado en derecho por la UNAM también fue director ejecutivo de Banamex. Sacerdote para el clero de Cuernavaca, fue impulsor del Seminario de Cuernavaca. En 1995 fue ordenado al episcopado por la imposición de manos de Girolamo Prigione e instalado como primero obispo de la diócesis de Ecatepec.

Cepeda Silva fue criticado por la construcción de la monumental catedral de la diócesis. Aficionado a la fiesta brava, sus críticos lo ponen como parte del antiguo Club de Roma y como un exponente de la teología de la prosperidad. En la homilía de los 25 años de vida episcopal destacó algunos aspectos personales y recordó los hechos de su vida que marcaron su vocación que surgió en su etapa de estudios de preparatoria, las dificultades de la familia particularmente por la enfermedad de su padre, el abogado Onésimo Cepeda Villarreal, y su alejamiento de la Iglesia después de que su confesor le espetó que el cáncer padecido por su progenitor era consecuencia de un castigo divino por no haber entrado al seminario, en un inicio, en la Compañía de Jesús. “Yo en ese Dios, en esa Iglesia y en ti, no creo”. Eso fue motivo para el joven Onésimo dejara toda vida eclesial para seguir los pasos del padre, estudiar derecho y hacer “una exitosa” vida empresarial. Pero el Señor llamó y tenía otros planes, Cepeda Silva inició sus estudios sacerdotales y “dejándolo todo” fue ordenado por Sergio Méndez Arceo.

Con 84 años, ahora está en el fichaje político por una curul. De acuerdo con el artículo 14 de la Ley de Asociaciones Religiosas y Culto Público los ciudadanos mexicanos que ejerzan el ministerio de cualquier culto, tienen derecho al voto en los términos de la legislación electoral aplicable. Sin embargo, no podrán ser votados para puestos de elección popular, ni podrán desempeñar cargos públicos superiores, a menos que se separen formal, material y definitivamente de su ministerio cuando menos cinco años en el primero de los casos, y tres en el segundo, antes del día de la elección de que se trate o de la aceptación del cargo respectivo. Por lo que toca a los demás cargos, bastarán seis meses.

Onésimo Cepeda vive retirado como ministro del culto desde el 7 de mayo de 2012 cuando fue relevado por el II obispo de Ecatepec, Óscar Roberto Domínguez Couttolenc.

Por una Iglesia mejor informada
Volver arriba