Tras el nombramiento de una proabortista como nueva académica El respaldo de Francisco a Paglia tras las críticas al presidente de la Academia para la Vida

Francisco, con Paglia
Francisco, con Paglia

En el vuelo de regreso de Bahréin, el Papa, sin aludir a las críticas que había generado, reivindicó el nombramiento de una economista estadounidense y proabortista como nuevo miembro de la Pontificia Academia para la Vida

El arzobispo Vincenzo Paglia se vio obligado a emitir un comunicado en el que recordaba que la Pontificia Academia para la Vida era un organismo de "estudio e investigación" y "por lo tanto, el debate y el diálogo tienen lugar entre personas de diferentes orígenes”

Vuelo de regreso de Bahréin. Al Papa le preguntan, al hilo de las movilizaciones en Irán tras la muerte en una comisaría de una joven por llevar mal puesto el velo, por la igualdad de derechos entre hombres y mujeres. Y comienza una larga reivindicación del papel de la mujer en la sociedad, que acaba con una clara alabanza de su labor también en la Santa Sede.

Y así, tras asegurar que “en el Vaticano cada vez que entra una mujer a hacer un trabajo, las cosas mejoran”, y hacer alusión a algunos nombramientos efectuados durante su pontificado, termina citando, por su propio nombre, un caso concreto: “Y ahora he puesto a Marianna Mazzuccato, en el Consejo para la Familia. Es una gran economista de Estados Unidos, [la pongo] para darle un poco más de humanidad a esto”.

Marianna Mazzuccato
Marianna Mazzuccato RRSS Mazzuccato

¿Simple casualidad? ¿Un nombre que se le vino en ese instante a la mente? Puede, pero parece más un respaldo específico a Vincenzo Paglia, presidente de la Academia para la Vida, tras las duras críticas que recibió tras designar el pasado 15 de octubre a Mazzuccato, declarada proabortista, como uno de las siete nuevos miembros de esa institución pontificia.

Críticas de los médicos católicos

Un nombramiento que, además, fue criticado por la Asociación Mundial de Médicos Católicos (FIAMC), que se ha opuesto al nombramiento de Mazzucato por su posición favorable al aborto, y que recordó que los estatutos de la Pontificia Academia para la Vida afirman que los miembros de la misma se seleccionan entre quienes han demostrado “fiel servicio en la defensa y la promoción del derecho a la vida”.

Ante el ruido mediático generado, la Pontificia Academia hizo público un comunicado en el que el arzobispo Paglia justificaba que los académicos vienen “de diferentes contextos, para un constante y fructífero diálogo interdisciplinar, intercultural e interreligioso”, señalando que entre ellos, ellos hay “dos rabinos, un académico sintoísta, musulmanes y un teólogo anglicano”.

El Papa, con Paglia
El Papa, con Paglia

Igualmente, Paglia, para justificar el nombramiento de Mazzuccato, recordó que “la Academia Pontificia para la Vida es un organismo de estudio e investigación" y que, "por lo tanto, el debate y el diálogo tienen lugar entre personas de diferentes orígenes”.

En realidad, Paglia sabía de antemano que contaba ya con el apoyo de Francisco para ese nombramiento. No por nada, el Papa, en su libro Soñemos juntos. El camino a un futuro mejor, publicado en 2020, se hacía eco del trabajo de la economista italoestadounidense, calificándolo como "un pensamiento que no es ideológico, que va más allá de la polarización del capitalismo de libre mercado y del socialismo de Estado, y que tiene en su corazón la preocupación de que toda la humanidad tenga acceso a la tierra, al alojamiento y al trabajo”.

Te regalamos ‘Pasado, presente y futuro del Opus Dei’
Volver arriba