El Vaticano unifica las dos causas del juicio al excardenal y lo pospone al 18 febrero Becciu protesta porque el tribunal vaticano le pregunta por su relación con Marogna: "Ofende mi dignidad"

Excardenal Angelo Becciu
Excardenal Angelo Becciu

La relación entre la abogada italiana y Becciu es uno de los asuntos más turbios de toda la trama, en la que supuestamente Marogna ejercía como una suerte de 'embajadora' de la Secretaría de Estado para generar una diplomacia paralela en países en conflicto, con el objetivo de negociar la liberación de misioneros católicos

La audiencia del juicio contra el excardenal Angelo Becciu y otras nueve personas en el Tribunal del Vaticano por irregularidades financieras fue pospuesta hasta el próximo 18 de febrero

El presidente del tribunal del Estado de la Ciudad del Vaticano, Giuseppe Pignatone, anunció este nuevo retraso del proceso en la audiencia convocada para hoy, a la que no acudió ninguno de los nueve imputados

En la vista, el juez imputó a otras cuatro personas cuyas causas habían sido separadas del resto en audiencias posteriores a causa de problemas en el sumario del promotor de justicia (fiscal vaticano)

Se trata de monseñor Mauro Carlino, exsecretario de Becciu; el banquero Raffaele Mincione, el abogado Nicola Squillace y el funcionario de la Santa Sede Fabrizio Tirabassi

El cardenal Angelo Becciu era, hasta ayer, el único de los acusados en el macroproceso vaticano que había acudido a todas las audiencias judiciales. Sin embargo, en esta ocasión no lo hizo, como protesta ante las insinuaciones sobre una posible relación sexual del purpurado con otra de las acusadas, Cecilia Marogna.

En una carta, Becciu explicó al tribunal que no quería estar presente cuando sus abogados objetasen la presentación el interrogatorio en el que se le preguntó por esta cuestión, que "ofendía a su dignidad", según declaró.

La relación entre la abogada italiana y Becciu es uno de los asuntos más turbios de toda la trama, en la que supuestamente Marogna ejercía como una suerte de 'embajadora' de la Secretaría de Estado para generar una diplomacia paralela en países en conflicto, con el objetivo de negociar la liberación de misioneros católicos.

Cecilia Marogna y Angelo Becciu
Cecilia Marogna y Angelo Becciu

Tanto Becciu como Marogna han negado haber cometido ilegalidad alguna o haber tenido relaciones inapropiadas, por lo que consideraban innecesario el interrogatorio. 

18 de febrero, nueva vista

La audiencia del juicio contra el excardenal Angelo Becciu y otras nueve personas en el Tribunal del Vaticano por irregularidades financieras fue pospuesta hoy hasta el próximo 18 de febrero y unificará en el mismo proceso dos causas.

El presidente del tribunal del Estado de la Ciudad del Vaticano, Giuseppe Pignatone, anunció este nuevo retraso del proceso en la audiencia convocada para hoy, a la que no acudió ninguno de los nueve imputados.

El caso busca esclarecer las responsabilidades de la compraventa, terminada en estafa, de un edificio en el centro de Londres y que costó a las arcas de la Secretaria de Estado de la Santa Sede una cantidad estimada de 175 millones de euros por la que el Vaticano fue extorsionado y tuvo que presuntamente pagar al broker Gianluigi Torzi para continuar con la operación.

La operación se inició con una red de financieros y consultores en 2014, cuando el italiano Angelo Becciu ejercía de sustituto de la Secretaría de Estado para los Asuntos Generales, es decir, el hombre de confianza del papa en la administración vaticana.

Francisco le hizo purpurado en el consistorio de 2018, pero acabó retirándole sus derechos cardenalicios por este escándalo.

Además de Becciu están imputados Torzi; Enrico Crasso, financiero de referencia de la Secretaría de Estado; la exasesora del cardenal Cecilia Marogna, así como el expresidente y el exdirector de la Autoridad de Información Financiera (AIF), René Brülhart y Tommaso Di Ruzza, respectivamente.

En la vista de hoy el juez imputó a otras cuatro personas cuyas causas habían sido separadas del resto en audiencias posteriores a causa de problemas en el sumario del promotor de justicia (fiscal vaticano).

Se trata de monseñor Mauro Carlino, exsecretario de Becciu; el banquero Raffaele Mincione, el abogado Nicola Squillace y el funcionario de la Santa Sede Fabrizio Tirabassi.

Proceso

Primero, Religión Digital

Volver arriba