Por iniciativa de la CEC y alertado por las Nunciaturas Apostólicas El Vaticano establece un fondo de emergencia para las iglesias orientales

Crisis coronavirus
Crisis coronavirus

Los primeros recursos asignados para la crisis del coronavirus por la Congregación para las Iglesias Orientales permitieron ofrecer ventiladores pulmonares en Siria y Jerusalén, así como la compra y el suministro de equipos de diagnóstico para Gaza 

El dicasterio vaticano informa que este fondo podrá garantizar "el apoyo a algunas intervenciones, también a través de la Colecta de Terra Santa, que normalmente garantiza subsidios para la vida de las Iglesias de Oriente"

(Vatican News).- Una Pascua "suspendida" como ocurrió en el Occidente. También para las Iglesias del hemisferio oriental -en estos días en que celebran el Triduo de la Pasión, la Muerte y la Resurrección- es el momento de asumir la "emergencia pandémica mundial", que requiere una rápida intervención en las zonas donde los centros sanitarios pueden estar necesitados de material y equipo médico. De aquí parte la iniciativa de la Congregación para las Iglesias Orientales para establecer el Fondo de Emergencia de la CEC (Congregación de las Iglesias Orientales) en consonancia con "la invitación del Santo Padre a no dejar solos a los que sufren".

En un comunicado, el dicasterio vaticano informa que este fondo - "gracias a la colaboración activa de CNEWA (Catholic Near East Welfare Association) - PMP (Pontificia Misión para Palestina), tanto en sus sedes de Nueva York y Canadá, como en sus oficinas locales, y con el constante conexión con los otros organismos que componen la ROACO (Reunión Obras de Ayuda a las Iglesias Orientales)" – se podrá garantizar "el apoyo a algunas intervenciones, también a través de la Colecta de  Terra Santa, este año trasladada al domingo 13 de septiembre, que normalmente garantiza subsidios para la vida de las Iglesias de Oriente. El Departamento de Promoción del Desarrollo Humano Integral y el Secretariado General de Caritas Internationalis serán informados de cada intervención.

Fueron las Nunciaturas Apostólicas las que dieron algunas indicaciones de intervención, según las cuales, continúa la nota, "se decidió inmediatamente garantizar la donación, en nombre del Santo Padre" de 10 ventiladores pulmonares en Siria – “que se dividirá en las tres estructuras por las cuales se continúa el proyecto "Hospitales abiertos", y prever intervenciones similares para la Tierra Santa, con la donación de 3 ventiladores pulmonares para el Hospital de San José en Jerusalén, además de la compra y el suministro de equipos de diagnóstico para Gaza y una contribución extraordinaria a las actividades del Hospital de la Sagrada Familia en Belén.

La Congregación afirma que "se están estudiando informes de otros territorios" y asegura que "a pesar de la incertidumbre económica, se garantizará la ayuda que la Congregación presta anualmente a las escuelas y universidades católicas, además de los programas de acompañamiento del drama de los desplazados en Siria e Irak y de los refugiados en el Líbano y Jordania, también en colaboración con las Agencias Católicas que forman parte de ROACO". "Por parte de todos - es el último deseo - continuar con el compromiso de la oración a Dios Padre para que nos libre de los males que afligen a la humanidad, junto con gestos de solidaridad activa y caridad fraternal".

(Para obtener más información y las modalidades de la contribución al Fondo de Emergencia de la CEC, sírvase escribir a roaco@orientchurch.va).

Volver arriba