La Compañía de Jesús le ha prohibido confesar y acompañar en la dirección espiritual Las acusaciones de abuso contra el padre Rupnik han prescrito, confirma Doctrina de la Fe

Marko Ivan Rupnik
Marko Ivan Rupnik

A través de un comunicado, la Compañía de Jesús explica que la acusación por abusos sexuales contra el sacerdote esloveno Marko Ivan Rupnik ha prescrito

La Compañía presentó el resultado a Doctrina de la Fe que, por su parte, ha constatado que los hechos en cuestión han prescrito. Por tanto, Doctrina de la Fe cerró el caso a principios de octubre de 2022

Los jesuitas aclaran que el Dicasterio para la Doctrina de la Fe recibió la denuncia en 2021; una acusación en la que, destacan, 'no había ningún menor implicado'

(Alfa&Omega).- A través de un comunicado, la Compañía de Jesús explica que la acusación por abusos sexuales contra el sacerdote esloveno Marko Ivan Rupnik ha prescrito. El famoso sacerdote jesuita, artista y director del Centro Aletti en Roma, habría perpetrado abusos psicológicos y sexuales en la década de 1990 en una comunidad religiosa en Liubliana, Eslovenia, fundada por una religiosa de la que Rupnik era amigo y padre espiritual.

Los jesuitas aclaran que el Dicasterio para la Doctrina de la Fe recibió la denuncia en 2021; una acusación en la que, destacan, «no había ningún menor implicado». El Dicasterio pidió a la Compañía de Jesús que pusiera en marcha una investigación sobre los hechos pero que lo hiciera con un auditor externo que, finalmente, fue un religioso dominico.

La Compañía presentó el resultado a Doctrina de la Fe que, por su parte, ha constatado que los hechos en cuestión han prescrito. Por tanto, Doctrina de la Fe cerró el caso a principios de octubre de 2022.

Mientras se realizaba la investigación, el padre Rupnik fue retirado de sus tareas. Se le prohibió confesar, acompañar en la dirección espiritual y en ejercicios espirituales y participar en actividades públicas si estas no estaban autorizadas por su Superior local. Estas prohibiciones siguen vigentes hoy en día contra el jesuita.

«La Compañía de Jesús toma en seria consideración cada denuncia sobre cada uno de sus miembros. La misión de la Compañía de Jesús es también una misión de reconciliación. Queremos acoger a todas y todos de esta forma abierta», concluye el comunicado.

Te regalamos ‘Pasado, presente y futuro del Opus Dei’
Volver arriba