Comienza un 'tiempo ordinario' destinado a revivir cada acontecimiento Más de diez mil personas participan en el 40 aniversario del primer mensaje de la Virgen en Prado Nuevo

Virgen Prado Nuevo
Virgen Prado Nuevo

La efeméride aviva la devoción a Nuestra Señora de los Dolores y permite internacionalizar aún más un mensaje dirigido al mundo y a la Iglesia que hoy es más actual que nunca

Pedro Besari: "María ha sido más peregrina que nunca y nos ha acompañado en este tiempo de enfermedad y de abatimiento para tantas personas. En los momentos más adversos, experimentamos que no estamos solos; Ella siempre está"

(Pradonuevo).- Mañana es 14 de junio y finaliza formalmente el año dedicado a la celebración del 40 aniversario del primer mensaje comunicado por la Virgen a Luz Amparo Cuevas en Prado Nuevo.

Más de 10.000 peregrinos han acudido a lo largo de los últimos 365 días a un lugar de peregrinación y oración que, durante estas cuatro décadas, ha sido tierra de encuentro con Dios a través de María; tierra de conversión y, en definitiva, tierra de bendiciones. 

De los más de 10.000 fieles que han acudido a Prado Nuevo, uno de cada cuatro ha participado en las celebraciones programadas cada primer sábado de mes, día elegido preferentemente -aunque no exclusivo- por la Virgen para comunicar cada uno de sus mensajes entre 1981 y 2022. Por su parte, más de 7.500 personas han acudido al rezo diario del Rosario -junto al Vuacrucis de cada viernes y las Vigilias de Oración periódicas- ante el fresno de las apariciones, tal y como María pidió aquel 14 de junio de 1981. 

La celebración del 40 aniversario del primer mensaje mariano en Prado Nuevo ha avivado la devoción a Nuestra Señora de los Dolores, y lo ha hecho incluso en un momento de prolongación de restricciones sociales a causa de la pandemia de coronavirus. “María ha sido más peregrina que nunca y nos ha acompañado en este tiempo de enfermedad y de abatimiento para tantas personas. En los momentos más adversos, experimentamos que no estamos solos; Ella siempre está”, afirma Pedro Besari, portavoz de la Fundación Benéfica Virgen de los Dolores. 

Volver arriba