Tras la reunión de los obispos con el presidente Duque Católicos de Colombia, indignados: piden a la Iglesia que aclare públicamente su participación "en esta pantomima"

Colombianos indignados
Colombianos indignados

"Al escuchar el comunicado conjunto al finalizar la reunión del sector interreligioso con el presidente de la República, sentimos profunda tristeza, desolación e indignación"

"Vemos con preocupación que éste invisibiliza a las víctimas de la violencia estatal dirigida contra ciudadanos desarmados que se encuentran ejerciendo su derecho legítimo a protestar"

"¿No estamos como Iglesia siendo cómplices de una mentira que no lleva a la construcción de salidas a esta crisis?"

"Es urgente queridos pastores que, como Iglesia, en estos momentos difíciles que vive nuestra patria, tomemos una postura más decidida en favor de las víctimas"

Bogotá, 12 de mayo de 2021

“Somos analfabetos en acompañar,

cuidar y sostener a los más frágiles y débiles

de nuestras sociedades desarrolladas.

Nos acostumbramos a mirar para el costado,

a pasar de lado, a ignorar las situaciones

hasta que estas nos golpean directamente”

Papa Francisco, Fratelli Tutti, 64

Queridos pastores,

Como católicos inmersos en esta realidad, intentando vivir los principios del evangelio y dolidos por la situación actual que vive nuestro país, nos vemos en la necesidad de expresar nuestro sentira quienes reconocemos como nuestros guías y pastores en la fe.

Al escuchar el comunicado conjunto al finalizar la reunión del sector interreligioso con el presidente de la República, sentimos profunda tristeza, desolación e indignación.

Vemos con preocupación que éste invisibiliza a las víctimas de la violencia estatal dirigida contra ciudadanos desarmados que se encuentran ejerciendo su derecho legítimo a protestar. Duele que nuestros líderes religiosos se presten impúdicamente para no ver las acciones erráticas del gobierno, que han sido violatorias de los Derechos Humanos.

Por otra parte, es de conocimiento público, que en la reunión con el presidente no hubo un verdadero diálogo abierto, pues las intervenciones ya se habían escogido y preparado con anterioridad, presentando un comunicado que evidentemente no fue un trabajo conjunto. Si este falso diálogo se presentó como verdadero ante la opinión pública, ¿qué debemos esperar de los diálogos con sectores vulnerables como los campesinos, los indígenas, los estudiantes, las comunidades afro, los jóvenes populares, las mujeres, etc.? ¿No estamos como Iglesia siendo cómplices de una mentira que no lleva a la construcción de salidas a esta crisis?

Teniendo en cuenta estos hechos, nos sentimos obligados desde nuestra experiencia de fe, a pedirles encarecidamente que se aclaren públicamente las condiciones de la participación de la Iglesia Católica en esta pantomima.

Líderes religiosos Colombia

Es urgente queridos pastores que, como Iglesia, en estos momentos difíciles que vive nuestra patria, tomemos una postura más decidida en favor de las víctimas, y de aquellos que en su desesperación han salido a reclamar sus derechos. Es muy importante lo que ustedes como pastores han hecho rechazando todo tipo de violencia, pero además es necesario que como episcopado en pleno se condene claramente la represión estatal.

Finalmente, los invitamos a comprender más profundamente a las diversas personas que han participado de estas movilizaciones sin precedentes en nuestra patria, y a reconocer que son personas con criterio propio, muchos de ellos formados en nuestra Iglesia católica, cansados de tantos oprobios y mentiras. ¡Que como Iglesia acompañemos a estas personas para no regresar a la antigua normalidad, que es el infierno de tantos y tantos compatriotas!

Fraternalmente en el Señor,

Viviana Quintero (y 1000 firmas más)

Volver arriba