El arzobispo de Canterbury considera al Papa una figura fundamental para el ecumenismo Francisco, ¿padre de la Iglesia Occidental?

El arzobispo Welby y Francisco
El arzobispo Welby y Francisco

"El ecumenismo es uno de los mayores desafíos", sostiene Justin Welby, quien no obstante admite que estamos viviendo una suerte de "invierno ecuménico"

El líder de la Comunión Anglicana viajará, cuando las circunstancias lo permitan, junto a Francisco a Sudán del Sur

"He estado haciendo este trabajo durante nueve años y medio y tengo que decir: estoy muy avergonzado de que aún no hayamos logrado ningún progreso importante" en materia ecuménica

"Mucha gente en la Iglesia de Inglaterra no considera que el Papa tenga autoridad legal aquí, pero lo ven como el padre de la Iglesia occidental". El arzobispo de Canterbury, y jefe (con permiso de la Reina de Inglaterra) de la Comunión Anglicana, Justin Welby, ve en Francisco un líder, con ascendiente claro para todas las confesiones cristianas.

El prelado anglicano, que en cuanto las circunstancias lo permitan, viajará con Bergoglio a Sudán del Sur, es un firme defensor del diálogo interreligioso. "El ecumenismo es uno de los mayores desafíos", apuntó ayer. Sin embargo, tal y como relata Katholische, durante los trabajos de la Conferencia de Lambeth, Welby ha admitido estar "avergonzado" ante la falta de avances en el camino hacia la unidad.

"He estado haciendo este trabajo durante nueve años y medio y tengo que decir: estoy muy avergonzado de que aún no hayamos logrado ningún progreso importante", subrayó el prelado, quien recordó que, a los 500 años de la Reforma, las distintas iglesias cristianas se han acostumbrado a los hábitos de la separación. 

Welby
Welby

“Y también es parte de nuestra filosofía ser individuales y autónomos”, admitió, invitando a un nuevo impulso para acabar con este "invierno ecuménico". Para ello, sostiene Welby, el trabajo en común con Roma es fundamental. Pero también con los evangélicos alemanes y otras entidades, que se congregarán en septiembre en Karlsruhe en una reunión del Consejo Mundial de las Iglesias. "Espero que podamos aprovechar (el encuentro) para acercarnos y cambiar las cosas (...). Pero debo admitir que no estoy nada orgulloso de lo que he logrado en este punto", finalizó el anglicano.

Boletín gratuito de Religión Digital
QUIERO SUSCRIBIRME

Volver arriba