Quién es Antonio María Rouco Varela, cardenal arzobispo emérito de Madrid

Antonio María Rouco Varela, cardenal arzobispo emérito de Madrid
Antonio María Rouco Varela, cardenal arzobispo emérito de Madrid

Antonio María Rouco Varela (Villalba, Lugo, 20 de agosto de 1936) es un obispo español de 85 años, cardenal arzobispo emérito de Madrid desde 2014.

Es uno de los 13 cardenales españoles, actualmente ya no elector, por tener más de 80 años, pero participó en los cónclaves de los que salieron Benedicto XVI y Francisco.

Ha sido uno de los obispos con más poder en la Iglesia en España de finales del siglo XX y principios del XXI.

En 1976 fue nombrado obispo auxiliar de Santiago de Compostela, en 1984 arzobispo titular y en 1994 fue designado arzobispo de Madrid, donde estuvo 20 años. Entre 1999 y 2014 ejerció, además, como presidente de la Conferencia Episcopal en tres mandatos no consecutivos.

Es el único arzobispo que ha organizado dos Jornadas Mundiales de la Juventud (Santiago de Compostela en 1989 y Madrid en 2011) y ha recibido la visita de un Papa en cuatro ocasiones (Juan Pablo II en 1982, 1989, 1993 y 2003; y Benedicto XVI en 2011).

En 2014, José Manuel Vidal publicó ‘Rouco: una biografía no autorizada’, un volumen de 600 donde el director de Religión Digital “lo cuenta todo”.

Estudios y primeros años

Antonio María Rouco Varela ingresó en el Seminario de Mondoñedo y continuó sus estudios en Teología en la Universidad Pontificia de Salamanca (1954-1958). Fue ordenado sacerdote en Salamanca el 28 de marzo de 1959 y ese mismo año se trasladó a Munich, donde estudió Derecho y Teología. Es doctor en Derecho Canónico (1964).

Ya desde sus primeros años como sacerdote, ejerció la docencia: fue profesor de Teología Fundamental y de Derecho Canónico en el Seminario de Mondoñedo (1964-1966) y en el Instituto de Derecho Canónico de la Universidad de Munich (1966-1969).

Tuvo un especial vínculo con la Universidad Pontificia de Salamanca: dio clases de Derecho Público Eclesiástico, obtuvo la Cátedra de Derecho Canónico Fundamental (1971), se convirtió en vicerrector (1972) y, siendo ya arzobispo de Santiago de Compostela, fue vice gran canciller (1984-1989).

Obispo en Santiago de Compostela

En 1976, el papa Pablo VI nombró a Antonio María Rouco Varela obispo auxiliar de Santiago de Compostela, recibiendo la ordenación episcopal el 31 de octubre de ese mismo año. En 1982, la diócesis gallega recibió a Juan Pablo II en su primera visita a España como Papa.

En 1984, Juan Pablo II nombró a Rouco arzobispo titular, en sustitución de Ángel Suquía, que era promovido a Madrid. Rouco Varela volvió a acoger a Juan Pablo II en la diócesis, esta vez en 1989, para participar en la IV Jornada Mundial de la Juventud (JMJ).

Arzobispo de Madrid, cardenal y emérito

Diez años después, en 1994, Antonio María Rouco Varela era nombrado arzobispo de Madrid, sustituyendo nuevamente a Suquía, y donde estuvo 20 años.

Entre los hitos de su episcopado, destacan las visitas de Juan Pablo II en 1993 (para consagrar la Catedral de la Almudena y canonizar a Enrique Ossó, fundador de la compañía de Santa Teresa de Jesús) y 2003 (cuando congregó a un millón de jóvenes en la base aérea de Cuatro Vientos y al día siguiente proclamó cinco nuevos santos), así como el viaje de Benedicto XVI en 2011 (para presidir la XXVI JMJ de Madrid). Sin olvidar la erección de la Universidad Eclesiástica San Dámaso, anteriormente Facultad de Teología.

En febrero de 1998, Juan Pablo II nombró cardenal a Antonio María Rouco Varela, concediéndole el título de la Iglesia de San Lorenzo in Damaso.

Antonio María Rouco Varela es arzobispo emérito de Madrid desde el 28 de agosto de 2014, cuando el papa Francisco aceptó su renuncia por motivos de edad (presentada tres años antes) y nombró a su sucesor en la sede madrileña, Carlos Osoro.

Presidente de la CEE

No siendo menor el hecho de haber dirigido la Archidiócesis de Madrid durante 20 años, el cargo más importante que ha ocupado Antonio María Rouco Varela es el de presidente de la Conferencia Episcopal Española (CEE) durante tres mandatos no consecutivos, por un total de 12 años (1999-2005 y 2008-2014).

Rouco fue elegido en 1999 y reelegido en 2002, y tras un período de tres años protagonizado por Ricardo Blázquez, volvió a salir elegido en 2008.

Otros cargos en la Conferencia Episcopal

Aparte de ser el presidente de los obispos españoles durante 12 años, Antonio María Rouco Varela fue presidente de la Junta Episcopal de Asuntos Jurídicos (1981-1990), presidente de la Comisión Episcopal de Seminarios y Universidades (1990-1993) y miembro del Comité Ejecutivo (1993-2014).

Actualmente es miembro del Consejo Episcopal de Asuntos Jurídicos.

Cargos en el Vaticano

Fue miembro de las Congregaciones para la Educación Católica, del Clero y para los Obispos; y de los Pontificios Consejos para la Cultura, para la Interpretación de los Textos Legislativos de la Iglesia y Cor Unum; así como miembro del Tribunal Supremo de la Signatura Apostólica y miembro del Consejo de Cardenales.

Ha participado en numerosas asambleas sinodales e incluso fue relator general, por designación pontificia, de la II Asamblea Especial para Europa del Sínodo de los Obispos (octubre de 1999).

Reconocimientos

Antonio María Rouco Varela es miembro de la Asociación Internacional de Derecho Canónico y de la Asociación Española de Canonistas, y Académico Numerario de la Real Academia de Ciencias Morales y Políticas. Es Doctor Honoris Causa por la Facultad de Teología de la Universidad de Navarra, por la Universidad Católica de Mar del Plata (Argentina), por la Universidad CEU San Pablo y por la Universidad de Burgos.

En 2003 recibió la Gran Cruz de la Orden de Isabel la Católica en reconocimiento a su labor con ocasión de la V Visita Apostólica del Papa Juan Pablo II a España. También es Hijo Adoptivo y Medalla de Oro al Mérito Ciudadano de la Ciudad de Santiago de Compostela.

Etiquetas

Volver arriba