Quién es Ricardo Blázquez, cardenal arzobispo de Valladolid

Ricardo Blázquez, cardenal arzobispo de Valladolid
Ricardo Blázquez, cardenal arzobispo de Valladolid

Ricardo Blázquez Pérez (Villanueva del Campillo, Ávila, 13 de abril de 1942) es un cardenal español.

Tiene 79 años y actualmente es el arzobispo de Valladolid; si bien presentó su renuncia por edad al cumplir los 75 años, como establece el Código de Derecho Canónico, es habitual que el Vaticano retrase dos o tres años el relevo de sedes importantes o de determinadas figuras de las Iglesias locales, como es el caso.

También es uno de los 13 cardenales españoles, y podría votar en un cónclave para elegir al próximo papa siempre y cuando se celebrase antes de cumplir los 80 años.

Muy preparado en lo teológico, el cardenal Blázquez es conocido por su carácter humilde, tranquilo, abierto, dialogante y conciliador. Es una de las figuras más relevantes de la Iglesia española de los últimos 20 años.

Estudios y primeros años

Ricardo Blázquez estudió en los seminarios Menor y Mayor de Ávila, fue ordenado sacerdote el 18 de febrero en 1967 y obtuvo el doctorado en Teología por la Pontificia Universidad Gregoriana de Roma (1967-1972), además de estudiar en universidades alemanas.

Al terminar sus estudios en Roma, volvió a Ávila, donde fue secretario del Instituto Teológico Abulense.

Relación con la UPSA

Su ministerio sacerdotal se centró en la docencia. Blázquez fue profesor de la Facultad de Teología en la Universidad Pontificia de Salamanca (UPSA) entre 1974 y 1988, y decano de esa misma Facultad entre 1978 y 1981.

Actualmente, desde noviembre de 2015, es Gran Canciller de la UPSA, cargo que ya había ejercido entre 2000 y 2005.

Obispo en Santiago, Palencia y Bilbao

El 8 de abril de 1988 fue nombrado obispo auxiliar de Santiago de Compostela por Juan Pablo II, siendo entonces el arzobispo Antonio María Rouco Varela. Blázquez recibió la ordenación episcopal el 29 de mayo de 1988, y una de sus tareas más destacadas fue participar en la preparación de la IV Jornada Mundial de la Juventud en Santiago de Compostela en 1989 y la visita del Papa.

Blázquez estuvo en Santiago apenas cuatro años. El 26 de mayo de 1992 fue designado obispo de Palencia, sustituyendo a Nicolás Castellanos, quien dejaba la diócesis para irse como misionero a Bolivia.

El 8 de septiembre 1995, Blázquez fue nombrado obispo de Bilbao, tomando posesión el 28 de octubre. Aquella decisión no sentó bien entre el nacionalismo, principalmente porque no era vasco ni conocía la realidad social y cultural del territorio. Es recordada todavía la despectiva frase de Xabier Arzalluz, entonces presidente del PNV, cuando se empezó a rumorear que podría ser el nuevo pastor de Bilbao y se refirió a él como “un tal Blázquez”; “No será bienvenido”, aseguró el portavoz del partido, Joseba Egibar; “Loro viejo no aprender a hablar”, añadió el portavoz parlamentario, Iñaki Anasagasti.

Pero Blázquez sí aprendió vasco y poco a poco se hizo con la confianza de los sacerdotes y los fieles y con las riendas de la diócesis.

Arzobispo de Valladolid desde 2010

El 13 de marzo de 2010, el papa Benedicto XVI nombró a Ricardo Blázquez arzobispo de Valladolid, cargo del que tomó posesión el 17 de abril. La sede estaba vacante desde que Braulio Rodríguez se marchara a la Archidiócesis Primada de Toledo.

Desde 2016, cuenta como obispo auxiliar con Luis Argüello, actual secretario general de la CEE.

Investigación a los Legionarios de Cristo

Entre julio de 2009 y abril de 2010, Ricardo Blázquez ejerció como uno de los cinco obispos visitadores que, por orden de Benedicto XVI, tuvieron que investigar a los Legionarios de Cristo tras confesar los escándalos de su fundador, Marcial Maciel.

Posteriormente, entre enero y junio de 2011, Blázquez también actuó como visitador apostólico para inspeccionar el Regnum Christi, rama seglar de los Legionarios.

Nombrado cardenal en 2015

El papa Francisco creó cardenal a Ricardo Blázquez en el consistorio del 14 de febrero de 2015 (el segundo consistorio de Francisco). Como corresponde a todos los cardenales de la Iglesia, el pontífice le asignó la titularidad de una iglesia en Roma; en su caso, Santa Maria en Vallicella.

El escudo cardenalicio de Blázquez –no adoptó ningún escudo cuando fue consagrado obispo, sino solo un sello– consta de tres divisiones o cuarteles: uno de ellos representa el Convento de Nuestra Señora del Carmen de Ávila, su diócesis natal; otro es el crismón, que estaba en su primer sello episcopal; en el tercero está el Sagrado Corazón de Jesús, por la Basílica Nacional de la Gran Promesa de Valladolid, su diócesis actual. Bajo el blasón, el lema ‘Resurrexit’.

Presidente de la CEE y relación con el Gobierno

El puesto más alto que ha tenido Ricardo Blázquez en la Iglesia en España es el de presidente de la Conferencia Episcopal Española (CEE) en dos etapas: el trienio 2005-2008 primero; y posteriormente en 2014-2017 y su reelección 2017-2020. En el período intermedio, 2008-2014, fue el vicepresidente, siendo presidente Antonio Cañizares.

Su primer mandato como presidente de la CEE (2005-2008) coincidió con la primera legislatura de José Luis Rodríguez Zapatero, años de tensión a cuenta del laicismo manifiesto del Gobierno socialista, la amenaza continua de la revisión de los Acuerdos Iglesia-Estado, la puesta en marcha de la asignatura de Educación para la Ciudadanía o la legalización del matrimonio homosexual, entre otros.

Con todo, gracias a la capacidad de Blázquez para tender puentes, se consiguió un nuevo acuerdo para la financiación de la Iglesia o la regulación del estatus jurídico de los profesores de Religión.

Actualmente, Blázquez es miembro de la Comisión Permanente de la CEE en virtud de su rango de arzobispo metropolitano, y miembro del Consejo de cardenales. Tras las últimas elecciones de la CEE, en marzo de 2020, es miembro de la Comisión Episcopal para la Doctrina de la Fe.

Antes de esto había sido miembro de la Comisiones Episcopales para la Doctrina de la Fe (1988-1993) y Liturgia (1990-1993); y presidente de Doctrina de al Fe (1993-2002) y de Relaciones Interconfesionales (2002-2005).

Cargos en el Vaticano

Por otra parte, en la Santa Sede Ricardo Blázquez es miembro de la Congregación para los Institutos de Vida Consagrada y las Sociedades de Vida Apostólica, de Doctrina de la Fe, del Consejo Pontificio de la Cultura, de la Congregación para las Iglesias Orientales, de la administración del Patrimonio de la Sede Apostólica y de la Congregación para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos.

Libros y publicaciones

Además de colaborar en la redacción de multitud de documentos de la CEE, el cardenal Blázquez es autor de numerosos libros y publicaciones.

Algunos de ellos: ‘Jesús sí, la Iglesia también’ (Sígueme, 1983), ‘Jesús, el Evangelio de Dios’ (Edibesa, 1985), ‘Las comunidades neocatecumenales: discernimiento teológico’ (Desclée, 1988), ‘Transmitir el Evangelio de la verdad’ (Edicep, 1997), ‘La esperanza en Dios no defrauda: consideraciones teológico-pastorales de un obispo’ (BAC, 2004), ‘Iglesia, ¿qué dices de Dios?’ (San Pablo, 2007), ‘Del Vaticano II a la nueva evangelización’ (Sal Terrae, 2013)’, ‘Memoria y gratitud’ (Sal Terrae, 2016).

Volver arriba