Sigamos

Es hora de vaciarse, de hablar más con el Señor, de dejarse tocar más por Él, es sencillamente, ponernos ante Dios y decirle: “Ya sabes lo que soy… sigamos”.

Más cerca

Esos son los regalos que más nos importan de verdad, porque nos llegan muy dentro de nosotros mismos, por los que verdaderamente nos sentimos queridos y agradecidos, el saber que esas personas...

Volver arriba