Sala de espera

Esperar para reconocer al Señor presente, salvador, que nos cubre con su amor y llena cuantos vacíos podamos haber dejado en los que nos rodean o en nosotros mismos, al ser capaces de vislumbrar...

Escuchad su voz

“Ojalá escuchéis hoy su voz…” (Salmo 94) Este salmo es una invitación a la alabanza divina, a escuchar la voz del Señor, a entrar en su presencia dejándonos acompañar, guiar, a reconocerlo en el...

¡Eso te doy!

Y aquí estoy ante ti, presentándote aquello que tú ya conoces, buscándote, amándote…. Preguntándome como en la canción, ¿Qué te daré? y diciéndote también “Esto que soy, eso te doy”.

Volver arriba