Los salmos

Los salmos no son redactados artificialmente o en momentos especiales de fervor como los de aquellas oraciones melifluas de los devocionarios antiguos

Volver arriba