Humanizar las fiestas

La santidad no es el fruto de un voluntarismo moralista sino, simplemente, la plenitud y la máxima calidad de lo humano nuestra sociedad ha embrutecido las fiestas, en vez de ayudarnos a...

Volver arriba