Francisco: "Hasta la gente más malvada, los dirigentes más corruptos, son hijos de Dios (...). El sacerdote, el obispo, el Papa y cualquier bautizado somos intercesores"

“Esta es la grandeza de los pastores: no se olviden del pueblo, no olviden las raíces” "Los animo a rezar por los sacerdotes, por su párroco, por aquellos que están cerca de ustedes y...

Volver arriba