"Haré las cosas lo mejor que sepa, con la confianza puesta en Dios y en la gente" Fernando Prado, obispo electo de San Sebastián: "El pasado no se puede cambiar. El perdón no cambia el pasado, pero puede cambiar el futuro"

Fernando Prado, durante su encuentro con la prensa
Fernando Prado, durante su encuentro con la prensa

"Hay mucho trabajo por hacer con los medios de comunicación cuando abordamos los temas de la Iglesia", subrayó Prado, periodista de vocación, al comentar el bulo del nombramiento de Garciandía -que salió publicado el 20 de octubre, cuando Prado ya sabía que iba a ser obispo de San Sebastián-. "Hay que mejorar la relación con los medios, tenemos que avanzar"

"El Concilio Vaticano II sigue siendo la brújula de la Iglesia, y todos los cristianos seguimos siendo corresponsables, también en el gobierno de la Iglesia"

"Mi vida va a cambiar muchísimo. He vivido 30 años en comunidad, y ahora seguiré necesitando mucho a la gente"

Tomará posesión el 17 de diciembre, y el celebrante principal será el cardenal Aquilino Bocos, claretiano como él

"Haré las cosas lo mejor que sepa, con la confianza puesta en Dios y en la gente". Fernando Prado es, desde el 31 de octubre, obispo electo de San Sebastián. "Intentaré caminar con todo el pueblo de Dios en el gobierno de la diócesis", explicó durante un encuentro informal con la prensa en la comunidad claretiana del Buen Suceso. "Yo seguiré siendo el mismo, pero no seré lo mismo", confesó.

Fernando Prado quiso compartir con sus "amigos periodistas" un momento de conversación y café, en el que confesó que el 17 de octubre ya sabía el nombramiento, de boca del Nuncio y de una carta posterior. "Pensé un rato, me eché la siesta y recé, y a las ocho de la tarde le contesté", aceptando el nombramiento, y mostrando su deseo de que se hiciera público el 31 de octubre, como sí se hizo. Después de que RD adelantara, en primicia, la noticia, el teléfono de Fernando Prado no dejó de echar humo.

Fernando Prado, durante el desayuno
Fernando Prado, durante el desayuno

"Con temor y temblor"

También, escribió al Papa, "de manera algo más formal" de lo que suelen hablar en otras comunicaciones. En ese momento, manifestó "mi gratitud en este pobre sacerdote claretiano", y su aceptación "con temor y temblor" para "el servicio del santo pueblo de Dios". "Estoy tranquilo", admitió.

"La Iglesia tiene que ser siempre una madre con sus hijos, y nadie te puede querer más que una madre. Una madre te quiere, siempre"

Tomará posesión el 17 de diciembre, y el celebrante principal será el cardenal Aquilino Bocos, claretiano como él. Su lema episcopal, "muy claretiano", será 'In corde Matris' (en el corazón de Madre), como antes firmaban las cartas en la congregación. "La Iglesia es madre, creo que María es imagen de la Iglesia, 'tipo' de la Iglesia". "La Iglesia tiene que ser siempre una madre con sus hijos, y nadie te puede querer más que una madre. Una madre te quiere, siempre".

En el escudo, estará el puente colgante de Vizcaya. "Con el que me he criado, y con el deseo, y la misión principal, del obispo: tender puentes, ser signo de comunión y crearla", añadió. Hacia dentro y hacia afuera de la Iglesia. "Muchos están tendidos, los puentes no están dinamitados ni mucho menos. Yo me voy a empeñar especialmente en ello, porque lo que es bueno para la Iglesia es bueno para la sociedad, y viceversa". También estará el Espíritu Santo, símbolo de "el fuego en el Espíritu". También, la palabra de Dios

Fernando Prado
Fernando Prado

"¿Por qué acepto? Porque no tengo ninguna razón evangélica para decir que no", añadió Prado. "Que sea lo que Dios quiera", señaló, agradeciendo la acogida dispensada tras su nombramiento. "Creo que era algo deseado, porque ya llevaban ocho meses sin obispo", incidió el claretiano. "Nadie te enseña a ser obispo, te nombran y ¡hala! (...). Iremos construyendo entre todos la Iglesia de Gipúzkoa".

"Hay mucho trabajo por hacer con los medios de comunicación cuando abordamos los temas de la Iglesia", subrayó Prado, periodista de vocación, al comentar el bulo del nombramiento de Garciandía -que salió publicado el 20 de octubre, cuando Prado ya sabía que iba a ser obispo de San Sebastián-. "Hay que mejorar la relación con los medios, tenemos que avanzar", subrayó.

Fernando Prado
Fernando Prado

Mi vida va a cambiar muchísimo

"El Concilio Vaticano II sigue siendo la brújula de la Iglesia, y todos los cristianos seguimos siendo corresponsables, también en el gobierno de la Iglesia", incidió, en lo que debería ser uno de los leit motiv del nuevo prelado. También, el protagonismo de los laicos y, especialmente, de las mujeres.

"Estamos en un momento muy interesante en la Iglesia, en el País Vasco, y a caminar", apuntó. "Me conocéis bien", añadió. "Mi vida va a cambiar muchísimo. He vivido 30 años en comunidad, y ahora seguiré necesitando mucho a la gente", recalcó. "Contaré con la ayuda de mucha gente buena, e iremos llevando las cosas adelante, estoy seguro de que todo va a ir muy bien", concluyó. "Me voy a la ciudad más bonita del mundo, con la gente más buena del mundo".

"El pasado no se puede cambiar. El perdón no cambia el pasado, pero puede cambiar el futuro", recalcó, sobre la situación en Euskadi y la existencia de ETA. "Se trata de vivir el presente con pasión, y el futuro con esperanza".

Te regalamos ‘Pasado, presente y futuro del Opus Dei’

Volver arriba