Crea una oficina diocesana para denunciar abusos a menores Celso Morga considera la protección de menores y vulnerables una "prioridad" para su Iglesia

Monseñor Celso Morga, arzobispo de Mérida-Badajoz
Monseñor Celso Morga, arzobispo de Mérida-Badajoz

El Arzobispado de Mérida-Badajoz ha creado la Oficina Diocesana para la Protección de Menores y la Prevención de Abusos

Atiendiendo a la carta apostólica del papa Francisco "Vos estis lux mundi", indicará indica las medidas a adoptar para prevenir y combatir los abusos sexuales cometidos por miembros de la Iglesia

"Será competente ante toda persona que desarrolle una labor dentro de la archidiócesis, clérigos y laicos, y de fácil acceso para aquellos que han sufrido abusos en el seno de la Iglesia o sean conocedores de ello"

El Arzobispado de Mérida-Badajoz ha creado la Oficina Diocesana para la Protección de Menores y la Prevención de Abusos, cuyo cometido principal es ser un canal de escucha para facilitar la recepción y tramitación de denuncias sobre posibles abusos sexuales.

Con la creación de esta oficina, según ha informado la revista Iglesia en Camino, el Arzobispado atiende a la carta apostólica del papa Francisco "Vos estis lux mundi", que indica las medidas a adoptar por las diferentes diócesis para prevenir y combatir los abusos sexuales cometidos por miembros de la Iglesia contra menores de edad y personas vulnerables.

La nueva Oficina Diocesana "será competenteante toda persona que desarrolle una labor dentro de la archidiócesis, tanto clérigos como laicos", y de fácil acceso para aquellos que han sufrido abusos en el seno de la Iglesia o sean conocedores de ello.

En este sentido, el arzobispo de Mérida-Badajoz, Celso Morga, ha considerado la protección de los menores y personas vulnerables como una "prioridad" para su Iglesia.

La oficina estará coordinada por la doctora María José Toledo Serrano, y contará con un psicólogo, un canonista y un sacerdote diocesano como acompañante espiritual.

Oficina diocesana para la #protecciondemenores y Prevención de Abusos

Primero, Religión Digital
Volver arriba