Más de cien mil personas llenaron San Pedro para las canonizaciones El Papa reclama a los líderes del mundo "ser protagonistas de la paz y no de la guerra"

El Papa llegó hasta el final de la Via della Conziliazione para saludar
El Papa llegó hasta el final de la Via della Conziliazione para saludar

Francisco recorrió, durante más de media hora, todos los rincones de la plaza, hasta la Vía della Conziliazione, para saludar a los fieles presentes

"Mientras, lamentablemente, en el mundo crecen las distancias y aumentan las tensiones y las guerras, que los nuevos santos inspiren soluciones de unión, caminos de diálogo, especialmente en los corazones y las mentes de quienes ocupan puestos de gran responsabilidad"

"Es bueno ver que, con su testimonio evangélico, estos santos han favorecido el crecimiento espiritual y social de sus respectivas naciones y también de toda la familia humana", proclamó el Papa, quien pidió a la Virgen "que nos ayude a imitar con alegría el ejemplo de los nuevos santos"

Terminada la canonización, y antes de zambullirse en un nuevo baño de masas en la plaza de San Pedro, a bordo del papamóvil, Francisco rezó con las decenas de miles de files (unas cien mil, según el Vaticano) un Regina Coeli desde el Sagrado, en el que reivindicó el ejemplo de los nuevos santos para inspirar "soluciones de unión" y "caminos de diálogo" para "ser protagonistas de la paz y no de la guerra".

"Mientras, lamentablemente, en el mundo crecen las distancias y aumentan las tensiones y las guerras, que los nuevos santos inspiren soluciones de unión, caminos de diálogo, especialmente en los corazones y las mentes de quienes ocupan puestos de gran responsabilidad y están llamados a ser protagonistas de la paz y no de la guerra", pidió el Papa, sin que esta vez citara el drama de Ucrania, que hoy cumple 81 días invadida por Rusia.

El Papa saluda al presidente Mattarella

Los fieles se agolpaban a lo largo de toda la plaza y más allá, de modo que Francisco tuvo que acudir a saludar hasta prácticamente el final de la Vía della Concilliazione. Antes, Bergoglio quiso "saludar y dar las gracias" a todos los asistentes, en especial "a todos vosotros, pueblo fiel de Dios, reunidos aquí desde tantas partes del mundo". También tuvo un especial recuerdo para el presidente de Italia, Sergio Mattarella, presente en la celebración.

"Es bueno ver que, con su testimonio evangélico, estos santos han favorecido el crecimiento espiritual y social de sus respectivas naciones y también de toda la familia humana", proclamó el Papa, quien pidió a la Virgen "que nos ayude a imitar con alegría el ejemplo de los nuevos santos".

Te regalamos la Praedicate Evangelium + análisis
Volver arriba