Educación y tecnología en el contexto de la pandemia La UCV organiza el III Congreso Internacional Pobreza y Hambre

La UCV organiza el III Congreso Internacional Pobreza y Hambre
La UCV organiza el III Congreso Internacional Pobreza y Hambre

José Luis Sánchez: "Solo una auténtica formación libera de la pobreza y del hambre"

El III Congreso Internacional «Pobreza y Hambre: Educación y Tecnología en el contexto de la pandemia» tendrá lugar los próximos días 9 y 10 de noviembre de 2021, en Valencia, en la Sede de la UCV de Santa Úrsula (C/Guillem de Castro, 94)

 El III Congreso Internacional «Pobreza y Hambre: Educación y Tecnología en el contexto de la pandemia», que tendrá lugar los próximos días 9 y 10 de noviembre en Valencia, será inaugurado y presidido por el Cardenal Arzobispo de Valencia, Dr. D. Antonio Cañizares y está dirigido por el Dr. D. José Luis Sánchez García, Vicario episcopal de Cultura y Relaciones Institucionales de la archidiócesis de Valencia, Director técnico de la Cátedra de la Caridad de la UCV y Director de la línea de investigación Pobreza y Hambre de la Universidad Católica de Valencia (UCV).

Sobre el enfoque del congreso el Dr. Sánchez ha indicado: “Es necesario abordar el problema de la pobreza desde el marco apropiado del desarrollo de capacidades acorde a la dignidad de la persona. Los datos económicos son relevantes y útiles para cuantificar el fenómeno del hambre, para tener información relevante sobre el mismo, aunque si queremos abarcarlo en todas sus dimensiones debemos abordarlo en conexión con todas las dimensiones y capacidades que supone la dignidad de la persona. Solo una auténtica formación libera de la pobreza y del hambre, y en este tiempo, las tecnologías pueden favorecer la educación siempre y cuando, favorezcan la propia naturaleza humana”.

Pobreza y hambre
Pobreza y hambre

El congreso contará con la presencia de relevantes personalidades como Sir Richard John Roberts - Premio Nobel de Medicina 1993 (Director Científico New EnglandBiolabs), Mons. Marcelo Sánchez Sorondo (Canciller de las Pontificias Academias de las Ciencias y de las Ciencias Sociales), Dr. Marcelo M. Suárez-Orozco (Canciller de la Universidad de Boston), Mons. Fernando Chica Arellano (Observador Permanente de la Santa Sede ante la FAO, PMA y FIDA), Dr. Stefano Zamagni (Presidente de la Pontificia Academia de las Ciencias Sociales), D. Alejandro Trenor (CFO y fundador de Soil Capital), D. Antonio Espinosa de los Monteros (CEO y co-Fundador de la empresa social Auara), Dr. José Manuel Pagán Agulló (Rector UCV) y nuestro Cardenal Arzobispo de Valencia y Gran Canciller de la UCV, Dr. D. Antonio Cañizares.

Trabajos realizados a lo largo del año

Así mismo, los presidentes de las comisiones de la línea de investigación Pobreza y Hambre de la Cátedra de la Caridad de la UCV presentarán los trabajos realizados a lo largo de este año: Dr. Ginés Marco Perles (Decano Facultad Filosofía, Letras y Humanidades UCV), Dr. Javier Muñoz de Prat (Responsable de Emprendimiento en la Universidad Europea de Valencia), Dr. José Miguel Mulet Salort(Catedrático de Biotecnología de la Universidad Politécnica de Valencia), Dr. Juan Sapena Bolufer (Director de la Cátedra Betelgeux-Christeyns UCV), Dr. Roberto Sanz Ponce (Secretario del Instituto Universitario de Teoría de la Educación UCV), Dr. Vicente CloquellBallester (Profesor Titular de la UniversitatPolitècnica de Valencia).

El III Congreso Internacional «Pobreza y Hambre: Educación y Tecnología en el contexto de la pandemia» tendrá lugar los próximos días 9 y 10 de noviembre de 2021, en Valencia, en la Sede de la UCV de Santa Úrsula (C/Guillem de Castro, 94)

La Iglesia siempre comprometida con los pobres

La Iglesia actual no se olvida de los pobres y del agravamiento de muchas situaciones personales y familiares, con motivo de la pandemia, y sigue trabajando, por indicación expresa del Papa Francisco, en buscar soluciones en este ámbito de la pobreza y la vulnerabilidad. Buena prueba de ello es la presencia de destacados ponentes y expertos de las Academias Pontificias de las Ciencias y de Universidades católicas como la de Valencia que trabajan en comunión, con creyentes y no creyentes, que también participan de esta sensibilidad social y quieren colaborar en la búsqueda de soluciones.

La Iglesia siempre que ha hecho una denuncia de una situación ha realizado también un anuncio de esperanza para los más desfavorecidos. Ante el problema del hambre y la pobreza, la Iglesia ha buscado la colaboración de grandes científicos y premios Nobel y los ha implicado en la búsqueda de soluciones.

Línea de investigación sobre Pobreza y Hambre

Desde la Universidad Católica de Valencia hemos promovido una línea de investigación interdisciplinar con más de 50 expertos organizados en 7 comisiones para estudiar todas las dimensiones del problema y avanzar en la búsqueda de soluciones.

José Luis Sánchez
José Luis Sánchez

Como resultado de todo ello hemos celebrado varios congresos internacionales, publicado numerosos artículos en revistas de máxima relevancia científica y realizado diversos proyectos en países en vías de desarrollo.

Esta labor la hemos desarrollado a través de las cátedras de la Caridad y Fides et Ratio de la UCV, con la colaboración del Observatorio Socioeconómico y Político, haciendo extensiva esta iniciativa a otras instituciones, tanto universitarias comoempresariales, como Auara, y sociales, como la Fundación Embajadores para el Desarrollo.

En cuanto a las publicaciones editadas, hay cuatro volúmenes monográficos coordinados por el Dr. Sánchez García que recogen las conclusiones de la labor investigadora de este amplio equipo de expertos, con una veintena de artículos en revistas científicas internacionales que están siendo citados por investigadores de muchos lugares del mundo.

Jornada Mundial de los Pobres
Jornada Mundial de los Pobres

El ecologismo integral del Papa Francisco pone el foco en la persona

El ecologismo integral del Papa Francisco, que considera los problemas ambientales, económicos y ecológicos poniendo siempre en el centro a la persona, su dignidad y los medios de vida que precisa.

Tal como el Dr. Sánchez declaró a L’Osservatore Romano:

“El nuevo planteamiento de un eco-ambiente integral «supone actuar contra la pobreza y el hambre, ya que desarrolla, desde una indiferencia global, nuevas formas de esclavitud humana como la explotación laboral, la prostitución forzada y la venta de órganos».”

Esta línea de investigación, que se viene desarrollando desde 2014, “ha asumido un compromiso con la pobreza, el hambre y la sostenibilidad como núcleo de su labor para concienciar a la sociedad, buscar y evaluar nuevas soluciones y unidad de acción con todos los agentes, gobiernos e instituciones en este tema, conformando una respuesta a la altura de nuestro tiempo a la exigencia del Evangelio”, concluía el citado diario romano.

La educación y la tecnología son factores de desarrollo

La educación es un factor prioritario para el desarrollo de los pueblos y debe atender todas las dimensiones de la persona: física, intelectual y espiritual. Porque la pobreza no es sólo una circunstancia material, sino también intelectual, técnica y espiritual.

La sostenibilidad como clave de desarrollo debe considerar todas estas dimensiones, que son antropológicas, y que deben ser contempladas en los programas educativos para salir de la pobreza.

Hambre en la India
Hambre en la India

Tenemos que buscar soluciones usando nuestra inteligencia y creatividad

La Iglesia tiene un conocimiento de primera mano de la situación de las personas en los países en desarrollo. Esa experiencia debe ser analizada y considerada para buscar soluciones que en ausencia de grandes recursos económicos deben basarse en la creatividad a la que el Papa nos llama. Tenemos que ser proactivos y creativos en la búsqueda de soluciones. Por ejemplo, la empresa social Auara es un nuevo tipo de empresa que nos sirve de referencia sobre cómo incidir de una forma concreta y efectiva en el desarrollo de las comunidades que padecen falta de agua.

Debemos buscar el desarrollo integral de la persona

Hoy en día vivimos inmersos en una sociedad que prima el materialismo y tendemos a pensar que la pobreza es fundamentalmente material. Pero la mayor pobreza que puede tener una persona es la espiritual, porque es la que difunde la globalización de la indiferencia, que nos hace insensibles a los sufrimientos de otros. "No solo de pan vive el hombre", sino fundamentalmente de Esperanza. La propuesta de descubrir a Dios como Creador y Padre nos hace inmediatamente hermanos a todos y nos descubre que, aunque la propiedad privada es legítima, todos tenemos que ayudar al desarrollo integral de las personas. De lo contrario caemos en el riesgo de incapacitarnos para amar, es decir, desnaturalizar la Creación en la que el hombre está hecho para optar por el bien desde su libertad.

Francisco: "El hambre es un escándalo mundial, un crimen, una injusticia"
Francisco: "El hambre es un escándalo mundial, un crimen, una injusticia"

El estado no es la solución, aunque también debe ayudar

La Iglesia nos anima a todos a descubrir nuestras propias pobrezas y a descubrir también la capacidad que tenemos de ayudar a otros abriéndonos a la Esperanza del Evangelio. A mi modo de entender, el problema es antropológico más que estructural, ya que los sistemas políticos, en especial los totalitarios, han creado pobreza y destrucción. Pero creo que es un cambio interior de la persona humana lo que hace que los sistemas deseen el que sus hermanos participen del bien universal al que todos estamos llamados.

El teísmo es fundamento de sostenibilidad

El Vicario episcopal y director del congreso, Dr. D. José Luis Sánchez García, ha dicho: “Partiendo de los datos de pobreza y hambre actuales, planteo la importancia de la educación y la tecnología como factores de desarrollo que deben incidir en las tres dimensiones de la persona (física, intelectual y espiritual). Toda persona está llamada a una plenitud, que busca a través de las preguntas de sentido y que descubrimos que solo pueden alcanzar respuesta en una apertura trascendente. Muchos científicos y filósofos, incluidos eminentes premios Nobel, han llegado a admitir el teísmo como respuesta intelectual más allá de si uno tiene fe o no en un sentido personal. Por lo tanto, el teísmo es una respuesta válida para todo hombre que se pregunta por la razón de su existencia y al tiempo contesta a los interrogantes de sentido haciendo sostenible a la persona, que no ve este mundo como finiquitado con la muerte.”

Boletín gratuito de Religión Digital
QUIERO SUSCRIBIRME

Volver arriba